espectaculos espectaculos
sábado 06 de agosto de 2016

Dos mendocinas se ponen a las órdenes de Muscari

Es una maravilla para mí poder trabajar con alguien de semejante carrera como Patricia Palmer, con quien nunca había podido trabajar"

Un elenco de actrices de primer nivel conforman Falladas, la nueva creación del director y dramaturgo José María Muscari, la cual se estrenó el jueves último en la sala Multiteatro de calle Corrientes.

La producción, además de contar con las actuaciones de Cecilia Dopazo, Martina Gusmán y Laura Novoa, reúne por primera vez en un mismo proyecto a dos mendocinas: Andrea Politti y Patricia Palmer.

Ambas viven desde su juventud en Buenos Aires, donde desarrollan sus carreras actorales, y dialogaron con Escenario en la intimidad del Palacio Duhau de Buenos Aires.

La charla tuvo lugar cuando Politti y Palmer salieron de uno de los últimos ensayos de la obra, que está en cartelera de miércoles a domingos.

Falladas es una comedia que cuenta los pormenores de cuatro amigas atravesadas por los problemas del amor, la edad, el sexo y el dinero.

Un día, estas mujeres deciden contratar a una psicóloga para que las ayude a mejorar su vínculo, que parece estarse cayendo a pedazos.

–¿Qué papel le toca desarrollar a cada una en la obra?
Patricia Palmer: –A mí me toca el papel de la psicóloga, que es a quien las chicas llaman cuando notan que se están peleando muy seguido en su juntada semanal. Mi personaje es bastante particular porque se desprendió del psicoanálisis y no sabe bien qué escuela seguir. Ella también tiene sus propias fallas y las expone en la obra. Es una comedia muy divertida y no habla sólo de las mujeres, sino del ser humano. Esta es una historia de vínculos. Por momentos se convierte en un delirio total, como buena obra de Muscari, que es el más fallado de todas (risas).

Andrea Politti: –Yo pertenezco al universo de las cuatro amigas, pero sinceramente creo que la más falladas es la psicóloga. Mi personaje se llama Águeda y tiene un muy mal vínculo con los hombres. Si bien la obra es una comedia, mi personaje es el que habla bastante más en serio sobre su vida y lo que sufre. Se trata de una mujer que si bien estuvo casada mucho años, nunca supo bien a quién tenía al lado y en un momento tiene un altercado con una de las cuatro amigas. Es una obra que toca la discriminación y el bullying.

P.P.: –Como toda obra de un autor inteligente, este guión tiene un costado social, político y emocional. Es una obra muy actual.

–¿Cómo es trabajar con Muscari? Debe de ser un director muy exigente...

A.P.: –Es la segunda vez que trabajo con él, tuve la suerte de que me volviera a convocar. Ha sido toda una experiencia trabajar dos veces con el mismo director, porque al conocerlo ya sabés un poco más para qué lado va y transitás el camino más confiada. Él está muy contento con el elenco y nosotras con él. Por ende, hay una química que está fluyendo y estoy segura de que se va a notar en el escenario. Él tiene muy claro qué quiere y cómo lo quiere porque él escribió la obra.

P.P.: –Es un director muy exigente, porque es muy minucioso con las escenas. Creo que nos eligió porque a todas nos gusta este tipo de trabajo, que es casi de relojería. Él me había convocado varias veces para actuar para él, pero yo no había podido nunca. Por fin se pudo dar.

A.P.: –Además, Muscari es un director que estrena sus obras y no las abandona, sino que las sigue modificando hasta que logra lo que busca.

–¿Cómo es la química entre estas cinco actrices tan diferentes?

A.P.: –Yo estoy feliz de poder formar parte de este elenco, porque admiro a cada una de estas actrices. Cada una ha tenido una carrera destacada y a fuerza de trabajo. El trabajo de la actriz de televisión y teatro tiene que ser muy fuerte y de mucha pasión para no desaparecer. Además, es una maravilla poder trabajar con alguien de semejante carrera como Patricia Palmer, con quien nunca había podido trabajar.

P.P.: –Es verdad. Nunca habíamos trabajado juntas, aunque las dos seamos mendocinas. Ha sido un placer para mí también. Curiosamente, cuando nos conocimos le conté que yo lo conocí su papá, Luis (Politti), en la escuela de teatro que Eloísa Cañizares tenía en Mendoza. Me parece que él entrenaba ahí, yo era chiquita y también tomaba clases. Me acuerdo de su pelo rojo.

–¿Qué expectativas tienen de la obra con respecto al público?
P.P.: –Si hay algo que sé con seguridad y que me deja muy tranquila es que Muscari tiene una gran intuición con respecto a lo popular. Me refiero a lo popular, que no es lo mismo que chabacano. Él sabe llegar a lo que le pasa a la gente y eso hace que el público se identifique con él y quiera ir a ver sus obras, porque sus obras le llegan al corazón. Creo que la gente que vaya se va a emocionar con esta historia, y mucho.

–¿Cómo es el vínculo que ambas tienen con Mendoza?
P.P.: –Yo voy una vez por mes a Mendoza, porque allá todavía viven mis hermanas y mi mamá.

A.P.: –Lo que me sucede con Mendoza es que como ya no tengo familia allá, dejé de ir. Me vine a vivir a Buenos Aires a los cuatro años y hasta los 18 años viajé muy seguido, constantemente. Luego, con la trágica muerte de mi padre, que murió en el exilio, la familia se fue desmembrando, distanciando y también se fueron muriendo. Pero, sinceramente, ahora que tengo hijos me dan muchas ganas de que ellos conozcan Mendoza. Mis raíces son de ahí, yo siento que me renuevo cuando voy. Es un lugar muy fuerte para mí, que significa mucho. Quizás cuando sea grande vuelva a Mendoza. Me veo volviendo a mi provincia.

–¿Qué otros proyectos tienen además de su trabajo en la obra?
P.P.: –Si la obra funciona como creemos que va a funcionar, me está dando tanta satisfacción que no quisiera hacer ninguna otra cosa. Además, al tener tantas funciones por semana, tenemos que cuidar la voz y la energía. Por otro lado, terminé las grabaciones de La Leona y sigo dando clases de actuación en mi escuela. No me gusta mezclar el trabajo de la televisión con el teatro, siento que uno me quita energía para el otro.

A.P.: –Pienso lo mismo que Patricia. Siento que este momento es para disfrutarlo y tengo que tener mucha energía, porque mi papel está arriba todo el tiempo. Por ahora estoy a full con esto y espero que hagamos esta obra por mucho tiempo.

Otro estreno en la mítica calle Corrientes

Falladas marcará la vuelta de José María Muscari al Multiteatro, sala donde debutó con su primera experiencia comercial hace años: el éxito En la cama. En esta nueva comedia actúan junto con Andrea Politti y Patricia Palmer, Cecilia Dopazo, Martina Gusmán y Laura Novoa. Esta es una creación de Dabope, la productora teatral encabezada por Ezequiel Corbo y los productores televisivos de Marcelo Tinelli, Pablo Chato Prada y Federico Hoppe. Sobre la pieza que escribió y dirige, y que vuelve a enfocarse en el universo femenino, Muscari declaró: "Cada personaje revela su falla, el extremo vulnerable de todas las personas, más allá del género".
Fuente:

Más Leídas