espectaculos espectaculos
jueves 21 de abril de 2016

Dos bellas hermanas luchan contra su mejor soldado

El cazador y la reina del hielo. Nuevo filme con Chris Hemsworth

Chris Hemsworth está feliz con su vida y su profesión y se le nota. A sus 32 años encadena películas de éxito y asegura estar encantado con todas las oportunidades que ha tenido en su carrera. "No cambiaría ninguna de ellas", asegura en una entrevista por el estreno de El cazador y la reina del hielo, película que llega hoy a nuestros cines.

No le importa que le reconozcan principalmente por el personaje de Thor, uno de los superhéroes del momento, y se considera "afortunado por las diferentes historias" que ha podido interpretar.

"El desafío es hacer cosas diferentes aunque sea el mismo personaje y no quedarte estancado en una única cosa", asegura sonriente este actor australiano que no tiene problema alguno en reconocer que su español es muy malo, pese a estar casado con la actriz española Elsa Pataky.

"Puedo entender bien más de lo que puedo hablar, pero es muy poco, es incluso embarazoso. Cada vez que voy a España mi mujer me dice: 'No repitas todo el tiempo las únicas tres cosas que sabes decir'", afirma entre risas este australiano, que considera que socialmente Madrid y su Melbourne natal son muy similares, así que se siente muy cómodo en sus visitas a la capital española.

En vaqueros y camiseta y lejos de la musculación excesiva que luce cuando interpreta a Thor, Hemsworth encandila a todos los periodistas que pasan frente a él en el set montado en un hotel de Hamburgo (Alemania) para promocionar El cazador y la reina del hielo.

Y con el mismo espíritu relajado que muestra a los periodistas se enfrentó de nuevo a su personaje de cazador en esta segunda parte de una historia inspirada muy libremente en el clásico cuento de Blancanieves.

Un poco intimidado, reconoce, por estar a la altura de las tres actrices con las que comparte protagonismo en este filme –Charlize Theron, Emily Blunt y Jessica Chastain–, pero con buenos recuerdos de un rodaje centrado en la historia que se intuía de su personaje en la primera parte –Blancanieves y el cazador (2012)– y que en esta segunda entrega se desarrolla, con la ayuda de Chastain, que interpreta a Sara, su novia.

"Cuando estábamos rodando la primera parte, hablamos de los orígenes del personaje y estábamos muy interesados en su historia, el amor que sentía por su esposa, el hecho de perderla y la depresión que le causó", explica el actor, que considera que esta nueva película tiene más humor, romance y aventura.

Buscó lo nuevo de su personaje para no repetir la misma interpretación y eso es lo que siempre persigue en sus proyectos.

Acepta un papel cuando encuentra en él "algo desafiante", algo que le permita meterse de lleno en el personaje y amar la historia, aunque también considera importante la gente con la que vaya a trabajar, el director, los actores o actrices. Por eso está encantado con su participación en la nueva versión de Cazafantasmas, una comedia en la que pudo improvisar mucho, y con El cazador y la reina del hielo, que le ha permitido trabajar con un director más orgánico, el francés Cedric Nicolas-Troyan.

Es la ópera prima de Nicolas-Troyan, un experto en efectos especiales –nominado al Oscar por los de Blancanieves y el cazador– que considera que haber trabajado con este elenco ha sido "la mejor experiencia" de su carrera profesional.

"Es lo que voy a recordar siempre de esta película (...), que lo pasé genial haciendo el filme con ellos. Espero que en el DVD estén todas las tomas falsas porque estoy seguro de que a la gente le encantará", aseguró.

Para Nicolas-Troyan el principal desafío antes de empezar a rodar la película fue precisamente eso, cómo iba a tratar con esas superestrellas, con tanto talento.
"No quería decepcionarlos, me preguntaba si sería suficientemente bueno para ellos, ese era mi principal reto". Y "parece que a ellos les ha gustado", asegura satisfecho.

El cazador y la reina de hielo

Fuente:

Más Leídas