espectaculos espectaculos
lunes 29 de agosto de 2016

Deadpool: Ryan Reynolds puso dinero para que la película fuese a su gusto

Meses después de su estreno y con la segunda película a punto de iniciar su rodaje, los guionistas revelan que el diseño socarrón del mercenario bocón se mantuvo gracias al actor.

Es consabida entre el público la capacidad innata que posee Ryan Reynolds para la socarronería. Una aptitud que le sirvió para ponerse en la piel del (super)antihéroe más irreverente de Marvel, Wade Wilson o, como mejor se le conoce, Deadpool.

La dupla formada entre el actor y el personaje se convirtió en el azote del propio cine de superhéroes, metiéndose en el bolsillo a crítica y público sin apenas hacer gala de su evidente vigor físico. Una sorpresa que triunfó y de la que ahora, meses después y con la segunda entrega preparada para comenzar el rodaje, se ha conocido que su desvergüenza se mantuvo gracias al propio actor, quien decidió poner dinero de su bolsillo a cambio de que la cinta fuese tal y como él y el director Tim Miller habían diseñado desde un principio.

Uno de los ejemplos más sonados en los que Ryan Reynolds puso la billetera por delante es el protagonizado por Bea Arthur. El actor pagó 10.000 dólares para que su Deadpool vistiese una camiseta en la que aparece la cara de la estrella de Las chicas de oro -por si no lo recuerdas, Wade Wilson es un fan irredento del trabajo de Arthur en la serie. Pero no quedó ahí el empeño del protagonista de Buried. Según han revelado los guionistas de la película -Paul Wernick y Rhett Rheese- en declaraciones a Comic Book durante la presentación de la nueva serie de AMC, Geeking Out, Reynolds les pagó para que estuvieran todo el día en el 'set' de rodaje y, así, mantener cohesionado a su grupo de trabajo. "Estuvimos trabajando en el proyecto durante seis años. Éramos un equipo creativo coral: Ryan, Tim y nosotros. Fox no quería pagarnos para que estuvieramos en el 'set', así que fue Ryan el que nos pagó de su propio bolsillo".

Excentricidades aparte, ésto sólo demuestra el compromiso que adoptó el actor para interpretar al que será, a buen seguro, el superhéroe más amoral del que haya disfrutado -y vaya a disfrutar- el público en toda la historia del género cinematográfico.
Fuente:

Más Leídas