espectaculos espectaculos
domingo 22 de mayo de 2016

¿Cuánto gasta Hollywood en un estreno?

Hablamos con los expertos que acuden a los LA Screenings, el mayor mercado mundial de ficción sobre las claves y las tendencias de la nueva temporada.

Mayo es el mes decisivo para el Hollywood televisivo. En estas dos semanas, las grandes cadenas americanas (FOX, ABC, CBS, NBC, CW), anuncian su parrilla televisiva para otoño y aquellas series que cancelan, renuevan y estrenan. Durante ocho días, los ojos de los compradores de medio mundo están pendientes de los setenta pilotos que se verán en los LA Screenings, el gran mercado mundial de compraventa de ficción.

En general, en estas cadenas, locomotoras de la producción mundial, hay más continuidad que renovación. Aunque lógicamente, todo depende de la audiencia. CBS, la cadena líder, ha mantenido muchos de sus títulos, mientras que FOX y NBC han emprendido una pequeña revolución. Para la próxima temporada se han renovado hasta 65 series, frente a las 62 del año pasado. Los fans de las veteranas «Anatomía de Grey», «Los Simpson», «The Big Bang Theory», «Ley y orden», «Modern Family», «Scandal» o la familia NCIS pueden respirar tranquilos, ya que tendrán continuidad. Otras casi debutantes, como «American Crime», «Scorpion», «Gotham», «Empire», «Jane the Virgin», «Shades of Blue» o «Crazy Exgirlfriend» seguirán desarrollando nuevas tramas. «Se nota que hay cierto optimismo. Los ingresos de las cadenas tradicionales han crecido un 10%, y los canales de pago con publicidad un 6%», apunta Miguel Salvat, director de contenidos premium de Movistar+.

Más doloroso ha sido el capítulo de despedidas, que incluye series míticas como «Castle», que se cancela tras la marcha de su protagonista, Beckett (Stana Katic). Tampoco volverá «CSI Cyber», la última superviviente de una franquicia de quince años. «Nashville», «Agente Carter», «Heroes reborn», «Heartbeat», «The player» y «The Mysteries of Laura», adaptación de la española «Los misterios de Laura» también bajan el telón. Esto se suma a despedidas ya anunciadas, como la reciente de «The Good Wife» o próximas como la de «Bones». «Este año ha habido un ligero descenso de cancelaciones -34 series que se despiden frente a las 39 de 2015- y sí ha habido cierta tendencia a renovar en último momento la mayoría de las producciones que estaban en duda», explica Daniel Pérez, director de programación y compras de FOX España.

Las debutantes

Los huecos que quedan en la parrilla serán llenados por ficciones que compradores de todo el mundo ojean en los Screenings. Solo en EE. UU. se producen cerca de 400 series, incluyendo canales de cable (Showtime, HBO) y plataformas bajo demanda (Netflix, Hulu), operadores que en los últimos años también buscan su espacio en esta feria. «Algunos dramas pueden llegar a costar hasta seis millones de dólares (5,5 millones de euros). En total, los americanos puede gastarse entre 400 y 500 millones de dólares (350-450 millones de euros) solo en pilotos. Esto indica lo mucho que invierte su industria en renovación de sus contenidos y da una idea de lo importante que son los ingresos de la distribución internacional para que su modelo tenga sentido», asegura Salvat. Además, el riesgo es altísimo, porque muchos pilotos no llegan a ver la luz. «En los últimos años se han ido reduciendo los encargos de pilotos en favor de proyectos que se encargan directamente como serie», puntualiza Pérez.

A grandes rasgos, en las series de este año es difícil escapar a la moda de adaptar de grandes éxitos del pasado, ya sean de la pequeña o de la gran pantalla. Si el año pasado se estrenaron «Minority Report» o «Expediente X», este año vuelven los clásicos de acción: «MacGyver», «Lethal Weapon», «El Exorcista», «Training Day», «Shooter», «Frequency», «Prison Break», «24» y «Star Trek», entre otros. «Lo mismo está ocurriendo en el cine. No es un tema de falta de imaginación, sino de gestión del riesgo. Intentan llegar a nuevas generaciones con premisas de éxito probado, que tienen una venta más sencilla. Está por ver si el lavado de cara de conceptos que funcionaron con los que ahora son padres sirven para enganchar a sus hijos», comenta el directivo de Movistar+. Incluso novedades como «Still Star-Crossed», la nueva serie de Shonda Rhimes rodada en España, tiene como punto de partida un relato clásico: Romeo y Julieta.

También destacan series sobre viajes en el tiempo, como la comedia «Making History» o «Timeless», con una premisa sospechosamente similar a la de «El Ministerio del Tiempo». Los juzgados cobrarán un gran protagonismo en ficciones como «Notorious», que ha acabado con la hegemonía de Rhimes en los jueves de la ABC, «Bull», «Trial & Error» o «Chicago Justice».

El éxito adecuado

Este mercado es clave para las cadenas de pago, cuya parrilla se basa en gran parte en ficción extranjera. «En FOX buscamos un producto muy abierto, que se convierta en seña de identidad de la cadena. El consumidor de pago no es solo el seriéfilo que ve únicamente determinado tipo de obras, sino que hay que cubrir un espectro más amplio. Al final, no estamos ante un público tan «nicho» como el de canales premium más especializados», plantea el directivo de FOX. Ese público devoto de la ficción selecta es el objetivo de Movistar+, que busca «el liderazgo en la oferta de series con productos de calidad y elementos de diferenciación», subraya Salvat.

Menos estratégicos son los Screenings para Atresmedia y Telecinco, que relegan la ficción extranjera a canales secundarios o a los meses de verano. «En Atresmedia buscamos contenido diverso, con calidad, que pueda suponer un evento de programación», reconoce Mercedes Gamero, directora de producción ajena. «Para nosotros la ficción americana no es algo estratégico. Antes estábamos más preocupados porque teníamos acuerdos-marco con los estudios que nos obligaban a elegir alguna de sus series, algo que era una maldición si la ficción iba mal. Ahora no nos quedan compromisos y podemos elegir de forma individual. Para Telecinco buscamos eventos y ficciones más abiertas y femeninas, mientras que en Cuatro triunfa el policiaco», concluye Ghislain Barrois, consejero delegado de Telecinco Cinema. «Vamos con cautela. A nuestro pesar, la ficción americana ya no tiene la eficacia que tenía. Hoy las series viven una burbuja que estallará, como la inmobiliaria».

Fuente: abc.es

Dejanos tu comentario

Más Leídas