espectaculos - Buenos Aires Buenos Aires
sábado 12 de marzo de 2016

Con una energía arrolladora Ricky Martin sedujo a 30.000 personas

Los clásicos y nuevos hits como "La Mordidita" pusieron de pie a los presentes y desataron una verdadera euforia.

El boricua Ricky Martin hizo estremecer a un estadio de Vélez Sarfield colmado por más de 35 mil personas, en el punto de partida de su gira "One World Tour".

El cantante brilló en un show totalmente nuevo repleto de pantallas y leds, donde cantó y bailó a la par de un grupo de bailarines en el que ostentó más de cinco cambios de vestuario.

Los clásicos y nuevos hits como "La Mordidita" pusieron de pie a los presentes y desataron una verdadera euforia. La presentación comenzó a las 22:00 con una pequeña introducción de un grupo de seis bailarines.

Segundos más tarde Ricky Martin apareció con un traje azul oscuro, camisa y corbata, pero luego un cambio de vestimenta en la parte superior por una remera con flecos, lo que marcó el inicio de la canción "Mr. Put it down".

Al principio, las grandes pantallas cubrieron el escenario, pero tras el inicio, se elevaron y dejaron al descubierto los 9 integrantes de la banda que faltaban.

La seguidilla de "This is good", "Drop it" "Shake your bon-bon" pusieron a bailar a las fanáticas que no paraban de gritar y suspirar por el cantante. Los bailarines al igual que el cantante, modificaron sus ropas, y con atuendos oscuros a trasluz siguió "Adrenalina".

Los acompañantes de Martin en el escenario aprovecharon para realizar una competencia de baile mientras sonó la pista de Wisin, que canta con el puertorriqueño en este tema.

"Muy buenas noches Buenos Aires, como estas?" fueron las primeras palabras del artista, que replicó para volver a probar la energía del público.

Además agregó que "aquí se cumplen los sueños, yo ya estoy enviciado con esas sonrisas tan coquetas que veo siempre. Lo único que quiero es que salgan de aquí transpirados y cansados de bailar. Intenten ser libres y felices, podemos serlo esta noche".

Los clásicos "Tal vez", "Livin la vida loca" con presencia de un auto Ford Mustang en el escenario, sobre el que Ricky Martin cantó, vestido con pollera y atuendo de gladiador. Las viejas conocidas continuaron con "It's Alright", "She bangs, she bangs" en una versión más lenta y sombría.

Otro cambio de atuendo fue en "Come with me", ya más moderno usando una larga remera, pantalones anchos y zapatillas deportivas negras. Los mensajes emotivos y de consciencia sobre los derechos humanos, de los niños y la esclavitud fueron parte en las grandes pantallas, haciendo énfasis sobre el objetivo de la fundación que lleva el nombre del cantante.

Con ese mismo clima y vistiendo una larga camisa blanca, interpretó "Asignatura pendiente" y "Disparo". Además, se sucedieron los lentos "A medio vivir" y "Tu recuerdo" recordado por su emblemático video y grabación en el Unplugged del artista.

Así, el cantante introdujo lo que seguía con que "He venido a aguantar esta canción a la Argentina, si se me olvida la letra ayúdenme" y siguió con "El amor de mi vida". Un pequeño enganchado incluyó "Fuego contra fuego", "Y todo queda en nada" y "Te extraño".

Aunque pareció haber acabado el enganchado, culminó la mitad de la lista de temas con "Fuego de Noche, Nieve de día", y la inolvidable "Vuelve".

Ricky Martin se cambió nuevamente a una vestimenta elegante, acompañada por un bastón para completar sus pasos de baile con su grupo. Ya sin saco hizo "Adiós", y puso el clima bien arriba con "Lola" y "María", en una versión merengue que puso a bailar al público.

Así, el clima se tornó de fiesta y el público emuló las coreografías de "La bomba" y "Por arriba por abajo". El cantante hizo una primera despedida con "hasta la próxima Buenos Aires, son un público maravilloso, los quiero". El puertorriqueño volvió con "Pégate" vestido con una remera blanca y antes de irse a un pequeño descanso sonó "La Copa de la vida".

Los gritos del público solo pedían el último hit del artista, y tras unos dos minutos la banda, los bailarines y Martin salieron para hacer "La Mordidita". El tour conformado por 90 personas, de 14 nacionalidades y que viaja con once camiones a cada ciudad, se presenta hoy en Vélez por segunda vez.

El show, totalmente nuevo que cuenta con cinco pantallas gigantes, seis elevadores en el escenario, 150 luces móviles y de tecnología Chauvet; y 18 puntos de animación en el techo, seguirá por el interior del país, por Uruguay y Paraguay.

El 24 de marzo próximo el cantante vuelve a la Argentina pero para presentarse en el DirecTV Arena de Tortuguitas, Provincia de Buenos Aires. Al día siguiente, Ricky Martin hará lo propio en el Polideportivo de la ciudad balnearia de Mar del Plata.

Fuente: Télam

Dejanos tu comentario

Más Leídas