espectaculos espectaculos
martes 06 de septiembre de 2016

"Avant", el día a día de Julio Bocca en Uruguay

Es un documental del realizador uruguayo Juan Álvarez Neme que se estrena este jueves.

"Avant", documental del realizador uruguayo Juan Álvarez Neme que se estrena este jueves, retrata los comienzos de Julio Bocca como director del Ballet Nacional del Sodre de Uruguay en medio de la reconstrucción del edificio donde funciona esta compañía de baile, luego de años de abandono.

Mediante momentos cotidianos en el Auditorio y espacios del Servicio Oficial de Difusión, Radiotelevisión y Espectáculos (Sodre) en Montevideo, Álvarez Neme presenta un documental testimonial, en el cual la cámara no recurre a entrevistas y pareciera ser "invisible" ante los protagonistas.

Desde su retiro de los escenarios, Julio Bocca reside en tierra charrúa y se puso al hombro la refundación del ballet en ese país, tras años en los que la disciplina pasara a un segundo plano tanto para la clase política como la sociedad.

Álvarez Neme retomó esta bandera y se limitó a mostrar el día a día de lo que fue el antes y el después: la construcción de un lugar modelo para América latina; la presencia de un número uno a nivel mundial; la gira por España y las salas colmadas, en el último tiempo, para las presentaciones del Ballet Nacional.

"Cuando surgió la idea de esta película nadie sabía qué podría suceder, ya que es común que este tipo de instituciones públicas se resistan con firmeza a los cambios", dijo a Télam el director del largometraje.

-¿Cómo surge la idea de esta película?
-Cuando me enteré que Julio Bocca se haría cargo del Ballet Nacional del Sodre, pensé inmediatamente que allí podía existir una película interesante. Había un territorio cinematográfico definido y me atraía la idea de filmar algo totalmente desconocido para mí. Además, en un país donde las instituciones artísticas estatales están cuestionadas todo el tiempo por su tamaño y eficiencia, la chance de que sucediera algún tipo de milagro en una de ellas era motivación suficiente para comenzar el proyecto.

-¿La idea era retratar a Julio Bocca o al ballet en Uruguay?
-Creo que la idea era retratar el encuentro entre ambos. Una estrella internacional y un ballet olvidado. Había algo de fábula en esa cita.

-¿Cómo vivieron, tanto el ballet como Julio Bocca, esa situación de trabajar en un edificio en construcción?
-El día que fuimos por primera vez a conversar con Bocca sobre la idea de esta película, Julio acababa de comprar la tapa de los inodoros de los camarines con dinero de su bolsillo. El contraste con la actualidad de esta institución modelo es importante y quizás alimente la épica del proceso, pero esta épica no debería vanagloriarnos, porque aunque adorne la anécdota también significa que hubo personas trabajando todos los días en ese contexto.

-¿Cuál es la situación de la disciplina del ballet en Uruguay?
-Los hechos y la historia dicen que el ballet se modernizó, el edificio finalizó sus obras y hoy es modelo en Latinoamérica. Pero la película retrata únicamente esa etapa inicial, fermental e irrepetible, llena de cambios y movimientos. Ese particular momento donde entra en tensión lo que somos con la versión de un posible futuro está siempre atravesado por disputas y debates valiosos; y es común que estos hitos queden grabados en la historia, ya sea de instituciones, personas o países. Estar ahí y en ese momento con una cámara está bien, ya que nunca se podrá volver a filmar esta película y eso es algo lindo.

-¿Hay apoyo estatal al ballet?
-Hoy el ballet agota todas las entradas de las funciones que pone a la venta a lo largo del año. Hace 6 años las salas estaban casi vacías. Esto sucedió también porque hubo desde el gobierno de (ex presidente, José) Mujica coherencia en generar políticas administrativas para hacerlo posible. Buscar una figura como Julio para este proceso ayudó a rápidamente activar el interés del público.
Fuente: Télam

Dejanos tu comentario

Más Leídas