espectaculos espectaculos
jueves 08 de septiembre de 2016

Argentina busca el asombro de Venecia

El argentino Gastón Solnicki dio "un salto al vacío" cuando comenzó a grabar Kékszakállú, una cinta sin guión, "misteriosa y sensual.

El argentino Gastón Solnicki dio "un salto al vacío" cuando comenzó a grabar Kékszakállú, una cinta sin guión, "misteriosa y sensual", que compite en Venecia para retratar a una mujer que actúa en un contexto de alienación social.

La película toma su nombre de la ópera que el compositor húngaro Béla Bartók realizó en 1911 a partir de la leyenda de Barbazul y es una de las apuestas más arriesgadas de la sección Horizontes del Festival de Venecia, dedicada a las nuevas vanguardias creativas.

Solnicki (Buenos Aires, 1978) definió su filme como "misterioso y sensual", ya que durante su transcurso el espectador es "seducido, invitado y empujado hacia la película sin saber por qué se mantiene así".

Solnicki

Fuente:

Más Leídas