espectaculos espectaculos
sábado 09 de abril de 2016

Ante 12.500 personas Marco Antonio Solís abrió el Festival del Bonarda

El mexicano llenó el Parque Agnesi a pesar de la llovizna persistente durante todo el show.

SAN MARTÍN – Unas 12.500 personas vieron, entre la noche del viernes y la madrugada de sábado, el show de Marco Antonio Solis, el mexicano que incluyó el Festival del Bonarda, en San Martín, como parte de su gira para celebrar sus 40 años de trayectoria. Una intensa lluvia, que se transformó en llovizna al momento de la presentación, complicó un tanto a los espectadores pero no impidió que los seguidores de "el Buki", como lo llaman en su tierra, pidieran disfrutar de verlo en vivo.

No se puede explicar. Deberá hacerlo otro. Alguno que sea solisista de raza, quizá pueda decir el por qué este hombre llenó el teatro griego del Parque Agnesi, a pesar de que la multitud tuvo que esperarlo varias horas debajo de una intensa lluvia.

¿Sus cientos de temas grabados en estos 40 años? ¿Sus canciones hechas especialmente para una decena de telenovelas mexicanas? Tal vez. Posiblemente es más simple entender a Solis, analizándolo desde la gente.

Más de la mitad del auditorio fue de mujeres de más de 40, otra gran parte de muchachas más jóvenes y el resto, muchos menos, de hombres que perjuraban ser simples acompañantes.

Solis, el (otro) conquistador, se encargó de seducir a su público mencionando "Mendoza" cada 7 minutos y medio, acercándose al borde del escenario y recibiendo obsequios (muchas botellas de vino y hasta un paño con una Virgen de Guadalupe muy bien pintada) para deleite de sus fans, a quien no les importa que el cantante tenga ya 56 años. Ellas envidiaron a las tres cantantes del coro y a las cinco bailarinas. Ellos, la cabellera del mexicano.

Todas aseguraban que tenían en su casa la discografía casi completa de Solis. Ellos, terminaban por aceptar que "si, tengo algún CD", y trataban de excusarse con un "es porque a mi mujer le gusta". No delataremos aquí a los sensibles, aunque sepamos quienes son.

¿Qué onda, wey?

Este hombre, que se subió al escenario del Bonarda vestido de saco negro brillante, pantalón bombilla y un gasto en peluquería difícil de calcular, es cantante, músico, compositor, actor y productor.

Comenzó su carrera musical en un grupo llamado Los Bukis, en donde era la primera voz. Esa agrupación había sido originada con su hermano, Joel Solís, en 1970 en un dúo que llamaron "Los hermanitos Solis".

Los Bukis tuvo una larga vida, en donde grabaron varios trabajos, la mayoría conteniendo temas compuestos por Marco Antonio. Recién se disolvió en 1996 y, a partir de allí, la primera voz inició su carrera solista. El segundo disco de Solis como solista, La venia bendita, lo lanzó definitivamente al estrellato después de lograr mantenerse 25 semanas consecutivas como el álbum más popular en Estados Unidos. Ganado ese mercado, Solis ya se pudo considerar como un músico consagrado.

En 2005 tuvo un éxito rotundo en Viña del Mar y ese mismo año hizo una gira por toda la Argentina, que comenzó en un Luna Park repleto.

Tierra difícil

Marco Antonio Solis nació en Michoacán, territorio que hoy es dominado por los Caballeros Templarios, un grupo criminal ligado al cartel de Sinaloa. Los Caballeros son parte de la Familia Michoacana, de la que se han desprendido distintos grupos y que opera en Michoacán, México DF y Guerrero.

A pesar de esto, Solis no ha renegado nunca de su tierra natal. Hace poco dio un concierto gratuito en Morelia, capital de ese estado, y ha dedicado un álbum especial que llevó el título Por amor a Morelia Michoacán.

En la visita que hizo el Papa Francisco a México, Marco Antonio Solis recibió al pontífice en el aeropuerto internacional de Morelia. Además compuso un tema especial para ese encuentro, al que tituló "El buen mensajero". Tenía intención de cantárselo en el estadio de Morelos, pero "pero la gente estaba muy pegada, los horarios muy marcados, y no me fue posible hacerlo", explicó después.

El pasado febrero, cuando ya había iniciado su gira por los cuarenta años de trayectoria, Solís se presentó en Viña del Mar y allí habló del álbum dedicado a su tierra y del narcotráfico.

Dijo que Michoacán en conocida "por todas las noticias negativas, lo amarillista, todo lo que vende. Hablan de la violencia, las peleas, los accidentes... eso existe, es parte de la vida, pero no se puede hablar sólo de eso, tiene que haber un balance. Hay muchas cosas buenas en nuestros países, mucha nobleza, y eso nos abre a la fe, al optimismo. Nuestra juventud necesita esa motivación también".

Luego sostuvo que y a la popularidad que ha adquirido la figura del Chapo Guzmán, después de su fuga. "Lamentablemente se les da a los narcotraficantes una virtud confundida, se les muestra como un ejemplo a seguir", dijo. "Eso le venden a la juventud y eso es delicado. Por eso fue tan importante la visita que hizo el Papa a Michoacán, el mensaje que dio a los jóvenes fue muy preciso. Nos sentimos muy afortunados que haya podido ir. Le compuse una canción también, para motivar a la gente y celebrar su visita", sostuvo.

Lejos, muy lejos de todo eso, el Festival del Bonarda inició este año con el mexicano. Y fue un éxito que ni siquiera la lluvia pudo opacar, más allá de la inevitable incomodidad.

Lo que sigue


Sábado

Desde las 21

La Sole y Rombai


Domingo 10

Desde las 21

La Barra, Pelusa, La Konga y La Repandilla
Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas