espectaculos espectaculos
domingo 28 de febrero de 2016

Al grito de igualdad se entregan los Oscar

La gran noche de Hollywood. Teñidos de controversia por la falta de diversidad, esta noche se realiza la 88ª ceremonia de los premios más importantes del cine. Se transmiten en vivo, desde las 21.30, por TNT

Por segundo año consecutivo son ocho las películas que aspiran a la categoría máxima de los Oscar, la de mejor filme, aunque los expertos tienen dos favoritas: El renacido y En primera plana. También por segundo año consecutivo la polémica por la falta de diversidad en los nominados dominó las noticias, poniendo en jaque a la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas y tildándola de racistas.

Por ello, hubo planes de boicot, un volantazo de la presidenta de esa institución, Cheryl Boone Isaacs, para evitar que ocurra de nuevo e interminables columnas de opinión en los diarios. Así y todo, la controversia fue el tópico de la temporada y será, seguramente, el tema central del monólogo de apertura de Chris Rock, quien estará por segunda vez a cargo de la conducción.

En Argentina, la ceremonia se emitirá en vivo esta noche, desde las 21.30, por TNT (423 de Supercanal Digital). Esa señal, al igual que el canal E! ofrecen una cobertura desde la alfombra roja, una hora antes del inicio de entrega de galardones.

Certezas, estrategias y polémicas

Pocas dudas quedan de que El renacido será la gran ganadora de la noche, dado que es la cinta que más nominaciones cosechó (un total de 12) y porque su director, Alejandro González Iñárritu, cuenta con el apoyo de sus pares (productores y directores) que son quienes votan.

De ganar el premio a mejor película, será la tercera vez consecutiva que un director logre esa hazaña, sólo lo han conseguido John Ford (hace 74 años) y Joseph L. Mankiewicz (hace 65 años). Además, sería la primera vez que la Academia entregue tres veces seguidas ese premio a un mexicano: el año pasado también se lo llevó González Iñárruti por Birdman y en 2014 fue para Alfonso Cuarón por Gravedad.

El también director de 21 gramos deberá ganarle –aunque sin mayor esfuerzo– a Adam McKay (La gran apuesta), George Miller (Mad Max: furia en el camino); Tom McCarthy (En primera plana) y Lenny Abrahamson (La habitación).

Sin embargo, aunque la conducción de la ceremonia esté a cargo de un humorista negro y sean mexicanos quienes se alcen como los grandes conquistadores de la noche, los más de 6.000 votantes de la Academia deben adaptarse aún más a los tiempos que corren, uno en el que las películas hechas por minorías dominan cada vez más la taquilla (como pasó con Letras explícitas y Cuarto de guerra) y en la que el cine realmente diferente es el que se eleva por encima de las cintas de superhéroes.

Y no sólo las minorías se ven afectadas en este panorama, los parámetros de las producciones celebradas por los Oscar omiten las comedias, los thriller y sólo las cintas solemnes logran sus 15 minutos de fama.

Para que una película llegue al Oscar ya no basta con que sea buena o tenga éxito sino que depende de una serie de factores que poco tienen que ver con la calidad.

Termina siendo más importante cómo se estrena un filme (si realiza una buena gira por los festivales e invierte en una gran estrategia de marketing), qué tanto apoyo tiene de sus distribuidores y qué tan dispuestos están actores y directores a moverse en el circuito: es decir, hacer lobby entre críticos y votantes.

Hace rato que en Estados Unidos la política se mudó de Washington a Hollywood. Quedó claro hace poco, cuando Viggo Mortensen dijo: "El proceso de nominación es esencialmente dirigido y dictado por el dinero y las relaciones públicas por lo que son sólo unas pocas las películas con una calidad perdurable".

Este año, además de El renacido y En primera plana, compiten por ser la mejor película: Puente de espías, La habitación, Brooklyn, La gran apuesta, Mad Max: furia en el camino y Operación rescate.

Desde 2009 la categoría de mejor película permite que haya hasta 10 títulos y no sólo cinco con la esperanza de favorecer la inclusión de obras más populares y atraer a un mayor número de espectadores.

Sin embargo, eso no ocurrió y faltan en esa categoría La Guerra de las Galaxias: el despertar de la fuerza, Jurassic World o Los Vengadores: la era de Ultron, que fueron los filmes más vistos del mundo durante 2015.

Otra certeza es que si Leonardo DiCaprio no gana el Oscar a mejor actor protagónico por su trabajo en El renacido (un rol con poco diálogo y mucha exigencia física) arderá Troya. Ha ganado en todas las ceremonias anteriores (SAG, Globos de Oro y BAFTA). Es su quinta nominación y todos esperan que por fin alce su primer Oscar.

Lo mismo sucede con la joven Brie Larson, de 26 años, quien cautivó con su performance en La habitación, y se alzó con los mismos premios que DiCaprio.

La otra presencia latina importante, además de González Iñárritu, es la de Colombia que compite por ser la mejor cinta de habla extranjera con El abrazo de la serpiente. Sin embargo, se espera que la estatuilla se la lleve Hungría por El hijo de Saúl.

La música también brillará

Uno de los momentos destacados llegará cuando el vicepresidente de Estados Unidos, Joe Biden, presente a Lady Gaga, quien cantará en vivo y está nominada en la categoría a mejor canción por Till it Happens to you del documental The Hunting Ground. Se espera que la diva y su colaboradora, Dianne Warren, ganen la estatuilla dado que es su octava nominación.

Para ello, deberán medirse con los otros dos nominados fuertes de la categoría: los temas Earned it de The Weeknd (Cincuenta sombras de Grey) y Writing's on the wall de Sam Smith y Jimmy Napes (James Bond: Spectre). Ambos músicos, Smith y The Weeknd, cantarán en vivo también esta noche.

La mejor banda sonora, en tanto, casi seguro irá a uno de los máximos referentes de la música en el séptimo arte: Ennio Morricone, por su trabajo en Los ocho más odiados de Quentin Tarantino.

Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas