escenario escenario
sábado 24 de septiembre de 2016

Rep afina el trazo con Rodolfo Braceli

Mañana, en el cierre de la Feria del Libro, el destacado ilustrador usará la palabra y el dibujo para entrevistar al escritor mendocino.

El cierre de esta edición de la Feria del Libro será un verdadero encuentro de las artes. Por un lado estará el periodista y escritor Rodolfo Braceli, cuyas obras han sido traducidas al inglés, francés, italiano, coreano, polaco y quechua –y a quien está dedicada esta feria–, y por el otro Miguel Repiso, Rep, quien con sus dibujos no sólo ha puesto en imagen la letra de grandes maestros de la literatura, sino que ha paseado su talento como artista plástico por todo el mundo.

Braceli ha entrevistado a personajes que pueblan nuestras calles, casi anónimos y a famosos como Gabriel García Márquez, Nicolino Locche, Juan Manuel Fangio, Atahualpa Yupanqui, Mercedes Sosa, Woody Allen, Ray Bradbury, Lisa Minelli y hasta el mismo Rep.

Pero mañana los roles no serán los habituales. Rep estará a cargo de la entrevista a Braceli, ubicado ahora en el lado opuesto de su oficio. El dibujante no sólo tendrá a su disposición la palabra para brindar un perfil del escritor, sino que a través de sus dibujos un retrato más completo del autor de Perfume de gol se irá completando.

En una charla con Escenario, Rep anticipa que publicará un mapa del vino mendocino, desea por fin publicar su libro sobre sus encuentros con Quino y cuenta cómo se prepara para el cierre de mañana del encuentro literario local con este personal modo de abordar una entrevista pública.

–Has dibujado mientras leen fragmentos de sus textos filósofos como José Pablo Feinmann e historiadores como Felipe Pigna. ¿Te preparás de manera diferente para entrevistar a un periodista y escritor como Rodolfo Braceli?

–Esta es una situación inédita y celebratoria. Nuestra relación con Braceli es de un continuo diálogo de amigos, matizado por sendos reportajes mutuos. Empezó él, en la década de los '90, cuando me entrevistó para su libro Argentinos en la cornisa. Luego me tocó a mí hacerle un reportaje en mi programa radial El holograma y la anchoa. Ahora corono yo, para acompañarlo con mis preguntas y mis dibujos, cerrando este reconocimiento que le hace su Cuyo querido. Es una larga charla de amigos, regada de curiosidad siempre abierta, y vino.

–¿Cómo va a ser la dinámica de la presentación? ¿Van a ser varios dibujos, uno solo...?
–¡Qué ansiosa la prensa mendocina...! Es muy posible que Braceli esté ahora mismo desayunando y leyendo esto, él desayuna mucho, lee muy pacientemente. Y no quiero adelantarle nada. ¡Buen provecho, Rodolfo!

–Has ilustrado a grandes escritores, desde Miguel de Cervantes a Jorge Luis Borges o Julio Cortázar. ¿Cómo trabajás ese enlace entre dos diferentes modos expresivos, la palabra y el trazo, para interpretar lo que un autor escribió?

–Es muy placentero dibujar las lecturas que a uno le dan placer. Realmente, esa es una tarea que nunca abandonaré. Me gustaría dibuja Zama, Pedro Páramo, Hamlet...

–La vinculación de tu trabajo con la literatura es enorme. ¿Cómo sos como lector? Cuando leés una obra ¿surge en vos imaginarla en dibujos?

–Es increíble cómo, a medida que voy leyendo algo que me apasiona, mi mano tiene tentación de lápiz cuando aparecen imágenes, relatos, personajes, escenarios. Mi cabeza vuela. Pero sigo con la lectura. Y si tengo que dibujar, vuelvo una y otra vez. Todos los veranos ilustro para mi diario unos 70 cuentos entre diciembre y marzo. Es un gran ejercicio. Y realmente la lectura es una de las cinco actividades placenteras de mi vida.

–Te pregunto un tema muy caro a Mendoza: ¿En qué etapa está el libro de tus encuentros con Quino?

–Va bien, ya tuve un par de charlas largas, grabadas. Espero que podamos seguir esta larga conversación que tenemos hace 25 años con el maestro.

–Muchos hemos crecido con ese refrán que decía que "una imagen vale más que mil palabras". Ahora, muchas veces la realidad se mira a través del celular, se documentan momentos sin estar del todo presente. ¿Creés que hemos perdido nuestra capacidad de observar y maravillarnos ante la realidad?

–Mil palabras bien puestas valen unas 200 imágenes. Una imagen bien hecha vale unas 200 palabras. ¿Difícil de decodificar esto? Hoy por hoy, estoy más a favor de la palabra. La era de la imagen no necesita prensa hoy. Todo lo contrario.
–En 2014, en nuestro diario contaste que te encantaría hacer el mapa del vino en nuestro provincia, ¿tenemos chances de que esto se haga realidad?

–Sí, claro. Hace años que quiero hacerlo. Y hoy ya estoy preparado para hacerlo, ¿por qué recién ahora? Una primicia para este diario ansioso: en noviembre de este año saldrá publicado un libro de dibujos inéditos que hice para y con el Fondo Vitivinícola local, sobre el vino nacional, que editará Editorial Planeta. Se llamará Vino (Tinta y Tinto y sobre Blanco). Para ello, me sumergí en este maravilloso mundo, yendo a bodegas, viñedos, libros, varietales, arte, todo. Así que, después de esta investigación, dibujos y humor, me siento apto para ese gran mapa.

Síntesis de su carrera
Nació en Buenos Aires en 1961. Publicó su primer dibujo "publicable" en marzo de 1976, a los 14 años. Formó parte del staff de la revista Humor Registrado desde su inicio. Trabaja en el diario Página 12 desde el primer número, donde elabora tiras libres o con sus personajes Gaspar el Revolú, El Niño Azul, entre otros. Ha obtienido premios en España, Cuba, Japón, Estados Unidos y la Argentina. Publicó unos 35 libros de su autoría.

Rodolfo Braceli, periodista y escritor
Síntesis de SU CARRERA.
Nació en Luján de Cuyo y desde 1970 vive y trabaja en Buenos Aires. Poeta, dramaturgo, ensayista, narrador, periodista, ha publicado una treintena de libros. El primero, Pautas eneras, prohibido y quemado por orden del gobierno de facto de 1962, en Mendoza. Lo reeditó Gildo D'Accurzio ese año. Es autor de las biografías de Julio Bocca y Mercedes Sosa. Sus reportajes latinoamericanos se publicaron en nueve idiomas, en 23 países.

Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas