escenario - Mariano Cócolo Mariano Cócolo
sábado 26 de noviembre de 2016

Mendoza participa en Mar del Plata con un contundente corto

Presencia local. Al silencio, de Mariano Cócolo, fue muy bien recibido en el festival internacional de cine que hasta hoy se desarrolla en esa ciudad costera. Compite con otros 12 trabajos argentinos.

El cortometraje Al silencio, del mendocino Mariano Cócolo, fue aplaudido tras su estreno en el 31º Festival de Cine de Mar del Plata, donde compite en la categoría de mejor cortometraje argentino. La proyección fue el jueves y buscará triunfar sobre otros 12 trabajos de todo el país.
"Lo mejor es que son todos cortos distintos: hay animación, ficción y directores de diferentes provincias así como directoras mujeres: son varios tipos de cine y muy bien logrados. El corto permite la experimentación y eso se nota en la heterogeneidad de esta selección", explicó Natalia de la Vega, quien produjo Al silencio luego de conocer a su director en 2014, en el Festival Mendoza Proyecta.
El corto dura 15 minutos y está protagonizado por Luis Esqueti, un trabajador golondrina oriundo de Bolivia a quien Cócolo conoció en un barrio de San José, en Guaymallén. También actúa Ivana Bonil.
"No quise que fueran actores los protagonistas. Busqué gente real. Fue un trabajo de ponerlos en situación sin previo ensayo ni que se conocieran porque quería que fuera muy natural", explicó Cócolo tras la proyección, frente a la prensa y jurados que vieron su trabajo.
En la historia, Esqueti realiza un viaje para despedir a un ser querido y debe atravesar una serie de cotidianeidades propias de la alta montaña. El final es impactante y provoca un corte en la calma tensión que viene experimentando hasta ese momento el espectador, que i bien sabe que hay conflicto en este relato, no advierte cuán triste será el cierre.
"La motivación de la historia nació de pensar cuál es el lugar que nos gustaría a cada uno para enterrar a nuestros seres queridos. Este hombre, que es boliviano, vive lejos de su cultura y trabaja en una ciudad que no le pertenece, está obligado o elige enterrar a alguien en la montaña. No nos metemos en el porqué, pero vemos todo lo que atraviesa", agregó el realizador, quien se enterará hoy por la noche si ganó la competencia.
El mejor cortometraje recibirá un premio de $40.000 del INCAA mientras que el mejor director de cortometraje obtendrá el premio adquisición para emisión en INCAA TV.
El ritual exhibido en el filme existe y en este encuentro con Escenario, Cócolo agregó: "El rodaje fue un gran desafío. Si bien filmamos en octubre, hacía frío como si fuera pleno invierno. Fue la tormenta más fuerte en siete años. Éramos un equipo muy chiquito de trabajo y filmamos desde Tupungato hasta Las Vegas". No obstante, agregó entre risas: "La nieve y el frío le sumaron mucho, el director de fotografía estaba feliz".
De la Vega, en tanto, agregó que a partir de esta première en Mar del Plata, Al silencio buscará hacer un recorrido por otros encuentros cinematográficos.
Del resto de los cortos (son 13 en total) se destacan Bijou, de Paula Magnani y Lucila Presa; Corp., de Pablo Polledri, y E che vo dale, de Gonzalo De Miceu.
Además de la montaña mendocina que se ve en Al silencio, otras latitudes argentinas estuvieron en do cortos que también tuvieron a la montaña como parte de sus escenas. Se trata de E che vo dale, de De Miceu, que incluye paisajes de varias provincias, y Este amanecer es un ejemplo, del cordobés Leandro Naranjo.

¡Sorpresa! También compite con Alfredo

Hasta ahora, Mariano Cócolo sólo sabía que competía con Al silencio, pero estando en La Feliz se enteró de que también participa en el certamen de videos musicales con el clip Alfredo, del cuarteto mendocino Usted Señálemelo.
"Por un error quedó fuera de los catálogos, pero resultó ser que está en competencia, se proyecta este sábado (por hoy a la tarde) y estamos muy contentos", indicó la mente detrás de las imágenes del cuarto corte de difusión del álbum homónimo del ascendente grupo de rock local
El videoclip invita al espectador a observar situaciones y personajes bien dispares con una excelente fotografía. Se estrenó en abril de este año y ya superó las 26.000 reproducciones en el canal de internet YouTube.

Van por la ópera prima de ficción

El otro proyecto que tienen De la Vega y Cócolo es La casa. Será el segundo filme de él, pero el primero de ficción. Anteriormente, el realizador obtuvo lauros por su documental Luz (2014): ganó el premio de la prensa en el Mendoc y otro del público en Mirada Oeste.
En cuanto a cómo ven el panorama actual de Mendoza y el país para hacer cine independiente, Cócolo contestó: "Nosotros participamos del premio Raymundo Gleyzer, por ejemplo; no lo ganamos, pero sí nos ayudó a entender qué tipo de financiamiento nos convenía. No elegimos el camino independiente, pero sí una vía más pequeña. El cine independiente es muy caro para el bolsillo del realizador y el productor". Ese proyecto quedó seleccionado en LABEX 2015.
"Antes de empezar un proyecto, es importante situarse bien en qué lugar está cada uno en lo económico para encarar los planes. Si sos muy ambicioso y querés hacer una súper película a lo Hollywood, esperando que las bodegas te pongan plata, no va a suceder. O lo más probable es que no quede un buen producto", concluyó el cineasta de 30 años nacido en Godoy Cruz que ahora está radicado en Buenos Aires.
Cócolo estudió en la Escuela Regional Cuyo de Cine y Video, es director de fotografía y cámara; mientras que Natalia de la Vega es guionista y directora de fotografía.

Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas