escenario escenario
sábado 26 de noviembre de 2016

La voz de Mendoza que deleita a Europa

Graciela Armendáriz. La soprano radicada en España se presenta esta noche en una gala lírica con la Orquesta Filarmónica en el Independencia.

Hace 14 años la soprano mendocina Graciela Armendáriz se radicó, para desarrollar de la mejor manera su carrera, en España. Había concluido un año de estudios en Estados Unidos y pensaba regresar allí un tiempo más, pero surgieron propuestas para la madre patria y finalmente eligió ese país para moverse con facilidad en el resto de Europa. "No es fácil cuando no eres de ahí, cuando eres extranjero. Vas a estar toda la vida buscando un sitio y buscando las posibilidades, porque nuestra carrera es así, no es algo estable de ocho horas por día en un sitio. Por suerte, porque eso te hace ser mucho más abierto y más creativo. Pero si la Argentina pudiera ofrecer más temporadas en los teatros, para más gente, en tu casa siempre estás más cómodo, pero es lo que nos toca si hemos elegido esta carrera", explicó Graciela.
Hace 14 años que no canta para sus comprovincianos y esta noche esa deuda quedará saldada cuando se presente, a las 21.30 en el teatro Independencia, junto con la orquesta Filarmónica dirigida por el maestro Gustavo Fontana, en una gala lírica. También participará como solista invitado el tenor Marcelo Zelada.
En la primera parte del concierto, la orquesta interpretará obras de Charles Gounod, Giuseppe Verdi y Gaetano Donizetti, mientras que en la segunda parte el repertorio incluirá obras de Gioachino Rossini, Amadeo Vives, Georges Bizet y Pablo Sorozábal.

–¿Qué estructura tiene la presentación de esta noche?
–Hacemos una gala de ópera, con la Orquesta Filarmónica y un tenor invitado que en su momento fue compañero mío, Marcelo Zelada, con el cual hemos cantado aquí, en Mendoza. La primera parte es de arias de ópera alternadas con oberturas orquestales, con autores como Gounod, Donizetti, Verdi. Y en la segunda parte –un poco por mi inquietud, debido a que vivo en España–propuse algo de música española, zarzuela. Entonces va a haber algunos momentos orquestales españoles y romanzas de zarzuela. Creo que va a ser muy bonito y muy colorido.

–Vos has hecho puestas con música española...
–Debuté varias zarzuelas y dos de las romanzas que canto son las que he hecho, una es Doña Francisquita y El barbero de Sevilla.

–¿Cómo elaboraron la elección del programa?
–Con el maestro Fontana hemos tenido una conexión espontánea. El es una persona muy abierta, como director y como músico, a diferentes propuestas y en principio dijimos de hacer una gala de ópera. Yo le pedí algo de zarzuela y le pareció buena idea. Vimos qué podía ser, teniendo en cuenta lo que había aquí, porque a veces es complicado buscar partituras. Un gran amigo, Guillermo Sleme, nos facilitó alguna parte del repertorio que él tenía y así fuimos armando esto poco a poco.

–¿Y la selección de las arias?
–En primer lugar son parte de mi repertorio, soy soprano, pero en el tipo de voz de soprano hay varias clasificaciones. Hay voces que están hechas para un cierto repertorio. Por ejemplo, La Traviata significa mucho en mi carrera, es una de las óperas que más he interpretado y que también es popular, porque a la mayoría de la gente le suena y le parece conocida. Por ejemplo también hago Lucia, de Lammermoor, que es un rol que me llama mucho la atención por el tipo de psicología del personaje, porque ella se vuelve loca y entonces hay que ahondar en esas emociones para contarle al público lo que sucede.

–Dicen que para las sopranos cantar el aria de "La reina de la noche" de "La flauta mágica" de Wolfgang A. Mozart es uno de lo mayores desafíos. ¿Es cierto?
–Hay tipos de sopranos que tienen una laringe adaptada a ese repertorio y este es mi caso. Dentro del tipo de la soprano ligera o lírico ligera, está esta aria y otra, la de Zerbinetta de Ariadna en Naxos, que son probablemente los roles más complejos por la dificultad.

–En Europa fuiste parte de la "Symphonic Rhapsody" de Queen, que tuvo un éxito abrumador. ¿Cómo viviste esa experiencia?
–Nos vieron 300.000 personas en cuatro años. A mí al principio me dio miedo, porque cuando llegué al teatro en Italia tenía que trabajar con altavoces, micrófono y con un cantante de heavy metal. Para mí fue maravilloso, porque me abrió la mente a un montón de posibilidades de experimentar. En ese espectáculo no dejaba de ser el elemento lírico, porque hacía el rol que Freddie Mercury escribió para Monserrat Caballé y fue maravilloso. Yo recomiendo a todos los cantantes líricos en algún momento hacer algo de esto.

–¿Cómo va a ser tu reencuentro con el público mendocino?
–Mi familia, por ejemplo, hace 10 años que no me oye cantar en vivo. Espero que la emoción no me supere. He ido llorando de a poquito para que hoy no pase.

Una soprano "de una humildad encomiable"
Gustavo Fontana, director de la Orquesta Filarmónica, no disimula su entusiasmo con la gala de esta noche. "Queríamos que fuera muy significativo para Graciela Armendáriz y para todos, por eso este concierto es un poco un resumen de todo lo que ella ha estado haciendo en España y en el resto de Europa, un repertorio que pone de manifiesto su dotes expresivas", explica. Y agrega: "Es el cierre de un círculo interior muy importante para Graciela y para la orquesta, que también la extrañaba, sabiendo de sus éxitos en el exterior y no poder tenerla acá más seguido. Es una alegría muy grande trabajar con una soprano de estas características vocales y de una calidad humana y una humildad encomiables, que no siempre van de la mano", explicitó el maestro Fontana.
Y entre de las características excepcionales de esta soprano sobresale que siempre "está a disposición de la música, entendiendo que este es un equipo y que estamos todos trabajando para lo mismo".
Tanto el director de Filarmónica como sus músicos están muy expectantes con la gala de esta noche: "Es un repertorio fantástico. Diría que más del 70 por ciento del repertorio es muy popular. La orquesta está con unas ganas impresionantes y a la vez con este proceso de incorporar cada vez más variantes estéticas, como en este momento la gala lírica y con una soprano de estas características, que además es mendocina y que desarrolla su carrera en el exterior. La verdad es que es una coincidencia maravillosa", refiere Fontana.
Por su parte, Graciela se mostró gratamente sorprendida por el crecimiento profesional de la orquesta y se lo hizo saber a su director y a los músicos. Para Fontana este elogio, "viniendo de parte de ella, que está acostumbrada a cantar en Europa, tiene un valor agregado muy importante, porque es alguien que si bien se formó en el medio local está acostumbrada a cantar con organismos sinfónicos europeos. Es un elogio muy importante para nosotros", concluyó Gustavo Fontana.

Perfil: Graciela Armendáriz
Inicios. Su relación con la música comenzó a los 13 años, cantando en un coro femenino; más tarde fue jefa de cuerdas del Coro de la Ciudad de Mendoza.

Formación. Estudió en la prestigiosa Peabody School of Music, de Baltimore, participó de la masterclass Año Mozart 2006, con la soprano Mariana Nicolesco, en Lausanne Suiza.

En Europa. Sus logros más recientes: en agosto de 2015 cantó Violetta en La Traviata de Verdi, en el Festival de Verano de Medinaceli junto con el tenor Alain Damas y en agosto de 2016 participó en el Festival de Verano de Hossegor, Francia, con el espectáculo Monumental Opera.

Para agendar

Cuándo: hoy a las 21.30
Dónde: teatro Independencia (Chile y Espejo, Ciudad)
Entradas: $100 y $60 jubilados y estudiantes. A la venta en boletería del teatro, de 9 a 12 y de 18 a 21

Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas