escenario - Mendoza Mendoza
sábado 25 de junio de 2016

Escoriza refleja con su arte los silencios mendocinos

En esta oportunidad, el artista de 40 años ofrece a su público 15 piezas que van desde el acrílico hasta la instalación e incluyen fotografías.

A cinco años de su última muestra individual y a un año de la última vez que expuso de forma conjunta, el singular plástico mendocino Carlos Escoriza renueva su esencia y presenta desde hoy su más reciente conjunto de creaciones: Silenciero. Será a las 19.30, en Unísono Galería de Arte, un emprendimiento privado y muy original ubicado en San Rafael.

En esta oportunidad, el artista de 40 años ofrece a su público 15 piezas que van desde el acrílico hasta la instalación e incluyen fotografías, siendo esta última una rama del arte hasta ahora no explorada por él.

"En estas pinturas y fotografías la mirada sondea el espacio vacío buscando encontrar una poética en el silencio. Si bien el paisaje urbano es un tema recurrente en mi obra, en este caso la ciudad es una escenografía inhabitada en donde la urbe se acerca al desierto. El título de la muestra sale del libro El silenciero, de Antonio Di Benedetto", explicó el creador en diálogo con Escenario.

Además del texto del escritor por excelencia que dio Mendoza, para esta serie Escoriza se inspiró en las siestas mendocinas, esas de pleno enero, cuando afuera hace 40° de calor y la provincia parece desierta.
En cuanto a las fotografías que también forman parte de esta exhibición, el creador indicó: "Son tomas hechas de casas en alquiler, son imágenes que hemos vivenciado todos alguna vez en la vida, ya sea porque abandonábamos esa morada, o bien entrábamos en ella para habitarla. La casa, más allá de ser un refugio útil, tiene una carga simbólica enorme, porque la casa es nuestro rincón en el mundo".

En estos cuadros, instalaciones y fotografías no aparece la figura humana, justamente la idea que deja clara Escoriza es que por esos lugares que su pincel o su cámara retratan hay o hubo humanos, sólo que no están presentes en ese instante.

Al observar estos trabajos, para el espectador el silencio se hace ensordecedor y nos enfrentamos así a todo el poder de la obra de este plástico, que hoy transita nuevos caminos con su creación.

Las obras se podrán visitar y comprar en Unísono, un espacio de arte independiente que gestionan tres mujeres: Irene Mancino, Noelia Álvarez y Montse Bassols, desde hace 10 años.

"Estas chicas sostienen la galería con espónsores y autogestión, allí han expuesto artistas como Guillermo Rigatieri, Carlos Ércoli y el recordado Alberto Thorman. Han conseguido algo inédito: que haya coleccionismo en San Rafael", remarcó.

El próximo paso es traer Silenciero al Gran Mendoza y para ello el artista ha recibido varias propuestas que está analizando. "Tenía fecha para exponer en el MMAMM, pero nunca volvió a abrir sus puertas", reveló con tristeza Escoriza.
Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas