escenario escenario
sábado 29 de octubre de 2016

El sueño de llegar a la televisión

Estreno. En el Festival Mirada Oeste hoy se verá el primer capítulo de la miniserie mendocina La educación del Rey, que a partir del próximo miércoles emitirá la pantalla de El Siete.

La educación del Rey ha sido noticia por diversos motivos desde que empezó a gestarse, hace seis años. Primero ganó un concurso del INCAA para concretarse como miniserie, luego empezó a rodarse en escenarios mendocinos con actores nacionales de primera línea y luego obtuvo un premio internacional en uno de los festivales más importantes del ámbito cinematográfico mundial: San Sebastián.

Finalmente, tras una larga espera, una de las dos versiones de esta historia, la miniserie, llega a la pantalla chica local para que el público mendocino pueda ver en su casa una historia que, con pasión y empuje, cranearon y llevaron adelante los mendocinos Santiago Esteves y Juan Manuel Bordón.

Esteves fue quien dirigió el proyecto, pero el guión lo desarrolló a partir de una idea compartida con Bordón, de quien es amigo. Si bien ambos son mendocinos (Bordón es hijo del ex gobernador de la provincia Octavio Bordón), estaban viviendo en Buenos Aires cuando plantaron la semilla de lo que sería esta miniserie que se estrena el miércoles próximo, a las 23.30, por El Siete Mendoza (señales 14 y 1007 en HD de Supercanal Digitial).

Previo a eso, el primer episodio tendrá una proyección especial en el marco del Festival Provincial de Cine Mirada Oeste. Eso será hoy, a las 20, en el Espacio Cltural Julio Le Parc.

La entrada es gratuita, pero el ingreso del público está supeditado a la capacidad de la sala Chalo Tulián, la cual es limitada.

Antes de esta proyección y a escasos días del estreno en la pantalla local, Escenario dialogó con el joven protagonista de esta historia policial: Matías Encina.

El intérprete, que es hijo del actor Daniel Encina, nunca imaginó ser la estrella de semejante producción y mucho menos que su cara se vería nada menos que en una vidriera como la del Festival de San Sebastián.

Sin embargo, esta experiencia fue la que confirmó definitivamente su decisión de estudiar actuación. Ahora, con 19 años, queda claro que Encina tiene un futuro prometedor en la pantalla y en las tablas, esas mismas en las que debutó junto con su padre y en las que luego se perfeccionó de la mano de Ernesto Suárez, en El Taller.

–¿Cómo fue la experiencia de que te eligieran y luego pasar de la escuela a un set de filmación?
–¡Muy loco! No me lo esperaba para nada porque yo no me presenté al casting, ellos me buscaron. La verdad es que filmar esta historia y que ahora llegue a la tele es una sorpresa, algo increíble. Al principio me sentí muy raro al tener la cámara enfrente todo el tiempo, pero con el paso de los días fue tomando otro color y me fui sintiendo más cómodo y relajado en el rodaje.

–¿Cuánto te ayudaron Elena Schnell y Germán de Silva con su experiencia y oficio?
–Eso fue lo mejor de todo. Fue una clase magistral la que tuve. La ayuda que ellos me dieron fue la que necesitaba para tener más confianza y encarar ciertas escenas. Sobre todo con Germán, con quien compartí más escenas. De todas formas, el solo hecho de observar lo que ellos hacían y cómo trabajaban las escenas me sirvió muchísimo.

–Antes, sólo habías actuado con tu papá en teatro, ¿cuánto te sirvió esa experiencia previa?
–Con él había actuado siempre, desde chico que hago teatro con él, hemos compartido sus obras y he visto mucho teatro. Además, estudié algunos años en El Taller, después dejé, pero ahora sé que esto es lo que más me gusta y me voy a dedicar a la actuación. La experiencia fue totalmente distinta. Para hacer televisión o cine hay que bajar mucho la expresión, tenés que bajar varios cambios. El cine te pide muchas miradas y expresiones más naturales.

–¿Qué expectativas tenés con respecto al miércoles, cuando los mendocinos por fin puedan verte actuar por la pantalla de "El Siete"?
–Mi familia, mis compañeros y hasta mis amigos están nerviosos y ansiosos por ver la miniserie. Yo soy el que está más nervioso, obvio. Cada día que pasa se me hace eterno porque estoy esperándolo (risas), pero creo que les va a gustar. Fue una experiencia enorme para mí.

–¿Cómo te estás preparando para las escenas que quedan filmar en enero y que irán en la película?
–Cuando me dijeron eso me sorprendí aún más, nunca pensé que encima pudiéramos hacer una película con esto. Todavía no lo puedo creer. Estoy rindiendo materias que me quedaron pendientes debido al rodaje, porque tuve que faltar bastante a la escuela, pero quiero tener todo listo y aprobado en enero así me dedico cien por ciento al rodaje de la película. No esperaba que pasara nada de esto, pero fue una noticia excelente detrás de otra.

Animarse a un policial
En diálogo con Escenario no bien inició el rodaje, en setiembre del año pasado, el director Santiago Esteves aseguró que la elección de Encina para el papel principal resultó clave para el buen desarrollo de La educación del Rey.

"Para el papel de Reynaldo encontramos a un gran actor, Matías, que es hijo de actores y participa en talleres de actuación desde que es muy chico. Ha sido un gran descubrimiento, tiene mucha capacidad y crece muchísimo con cada día de rodaje. Nos sorprende todos los días", dijo el realizador de 33 años.
Por su parte, Germán de Silva dijo sobre la dinámica entre su personaje y el de Encina: "Me gustó el encuentro entre los dos protagonistas: Vargas y Reynaldo. Vargas es un tipo que entregó su vida a su trabajo como guardia de seguridad y se acaba de jubilar. Tiene muy mala relación con su hijo –interpretado por Manuel García Migani– porque no le salió como él quería, pero este chico a quien conoce accidentadamente lo revive. Con él puede generar un vínculo, justo en un momento está depresivo".

En cuanto al resto de los invitados foráneos que aparecen en la miniserie, además de De Silva, él indicó: "Pude convocar a amigos míos, con los que quería volver a trabajar, como Esteban Lamothe, Walter Jakob y Adrián Fondari".

Esos tres actores participaron en los proyectos anteriores del realizador, los cortometrajes Los crímenes, Cinco tardes sin Clara y Un sueño recurrente.

"Es muy fuerte ver que todo se ha hecho realidad y a la vez muy lindo. Ver a los actores, en un determinado espacio, diciendo los diálogos, hace que todo tome una forma que es infinitamente mejor que lo que me imaginé cuando empezamos el guión con Juan Manuel por allá por 2010", concluyó el cineasta.

En busca de apoyo para la versión cinematográfica

"El INCAA ya nos dio el financiamiento para hacer una miniserie para la TDA y si bien ellos te permiten que vos hagás una versión con formato de película, no está permitido volver a pedir dinero para concretarla", explicó Ezequiel Pierri, productor de la versión cinematográfica de La educación del Rey.

Si bien Santiago Esteves ya tiene un guión para realizar la versión en formato película de la historia, necesita rodar nuevas escenas. Para ello, la producción está en busca de financiamiento.

Ese dinero es necesario para afrontar los costos de pasajes y hospedaje de los actores que vienen de Buenos Aires así como los sueldos de todo el equipo que trabaje durante las dos semanas que tienen pensado filmar.

El rodaje tendría lugar en enero del año que viene y el objetivo es tener un primer corte de la cinta listo para marzo.

"El premio de work in progress que ganamos en el Festival de San Sebastián solo nos facilita los servicios de posproducción. Es decir, cuando tengamos todo filmado acá, viajaremos a Madrid a finalizar la imagen y el sonido allá. Esa es la parte de la película que nos cubre el premio", explicó Pierri a Escenario.

La idea ahora es tocar las puertas de la Secretaría de Cultura de Mendoza y de los municipios donde se rodó la cinta para obtener los fondos que faltan.

De esta manera, cuando hayan concretado el filme, algo que se espera suceda en junio o julio de 2017, La educación del Rey aspirará a participar en festivales internacionales antes de estrenarse en Argentina.

"La idea de hacer una cinta y una miniserie estuvo desde el principio; con Santiago (Esteves) habíamos visto una producción francesa que había hecho algo similar y nos interesaba. Siempre quisimos contar esta historia de dos maneras porque sabíamos que tenía el potencial", explicó Juan Manuel Bordón, quien escribió el guión con el director.

Educacion-del-rey.jpg





Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas