viernes 26 de febrero de 2016

En dos hechos casi simultáneos, secuestran y liberan, tras pago de rescate, a tres personas

Ambos secuestros exprés ocurrieron casi al mismo tiempo, y las dos bandas acordaron pagos de 90.000 y 25.000 pesos, respectivamente.

Tres personas fueron secuestradas y liberadas tras el pago de rescate, en dos hechos diferentes ocurridos casi en simultáneo en los barrios porteños de Villa Urquiza y Floresta, en uno de ellos la policía se tiroteo con los delincuentes que habrían disparado con una ametralladora.

Según fuentes judiciales, ambos secuestros exprés ocurrieron casi al mismo tiempo, y las dos bandas acordaron pagos de 90.000 y 25.000 pesos, respectivamente.

En uno de los hechos, los delincuentes dispararon contra policías federales que intentaron detenerlos y en el otro, arrojaron a la mujer que retenían desde un auto en movimiento.

El primer caso se registró en Floresta, minutos antes de las 23.00 del miércoles, cuando un joven de 20 años denunció que su madre, de 40, había sido secuestrada en la puerta de su casa, situada en Sanabria al 900, por un grupo de delincuentes que se movilizaba en un Volkswagen Bora.

Según la denuncia, su madre estaba en la puerta de su vivienda cuando del automóvil de color oscuro bajaron al menos seis personas que a punta de pistola la obligaron a subir al rodado.

Los delincuentes le dijeron al joven que llamarían en dos horas para acordar el rescate.

Luego de varios llamados, el hijo de la víctima acordó pagar en el puente de General Paz y Beiró la suma de 25.000 pesos para que su madre volviera sana y salva.

En la madrugada del jueves, el joven llegó al mencionado puente, y uno de los secuestradores le ordenó que arrojara la bolsa con la plata desde arriba del cruce hacia la General Paz.

La bolsa del dinero fue atrapado por otro integrante de la banda que esperaba debajo del puente en una moto.

Una hora más tarde, en el cruce de General Paz y Rivadavia, en la zona de Liniers, la mujer fue arrojada desde un auto en movimiento.

Golpeada y con raspones, se levantó y logró pedir ayuda a un agente de la comisaría 44 de consigna en la zona.

Trasladada al hospital Vélez Sarsfield (Monte Castro), los médicos comprobaron que no había sufrido ninguna lesión seria y aconsejaron quedara internada.

Los investigadores de la División Antisecuestros de la Policía Federal comenzaron con los cruces telefónicos tratando de identificar a los delincuentes.

Casi en simultáneo con este hecho, otra banda armada secuestró a un hombre, de 47 años, gerente de una casa velatoria y a su empleada, de 40, cuando circulaban a bordo de un Ford Focus por el barrio de Saavedra.

Cerca de las tres de la madrugada de este jueves, una mujer denunció en la comisaria 39° de Villa Urquiza que hacía unos minutos había recibido mensajes de texto y llamadas a su celular hechas desde el teléfono de su marido, en los que le exigían que pagara un rescate de 200.000 pesos para liberarlos a él y a la empleada.

Tras la denuncia, la esposa de la víctima siguió recibiendo llamadas en su celular y, monitoreada por la Policía, pactó el pago de un rescate de 90.000 pesos.

El lugar acordado para entregar el dinero fue avenida General Paz y Dardo Rocha, a la altura de Ciudadela.

Allí se hizo el pago y las víctimas fueron liberadas, en buen estado pero muy golpeadas, tuvieron que ser revisadas por un médico policial, quien consideró que no necesitaban ir a un hospital.

La Policía Federal salió a perseguir a los secuestradores, que se movían en una camioneta Renault Duster, y logró alcanzarlos cuando se metían en el complejo de monoblocks del barrio Ejército de los Andes (más conocido como "Fuerte Apache", en Ciudadela).

Allí se produjo un fuerte tiroteo, en el que según algunos voceros los delincuentes habrían usado una ametralladora, los secuestradores abandonaron la camioneta y lograron escapar a pie con el dinero del rescate.

Horas más tarde, los investigadores recuperaron el Ford Focus que le habían robado al hombre en el momento de la captura.

Estaba abandonado en la calle Chile, en la localidad de Villa Martelli (Vicente López). Hasta el momento no habría detenidos por ninguno de los dos casos.
Fuente:

Más Leídas