Mendoza Mendoza
miércoles 30 de marzo de 2016

El Selectro consolida su agenda

"Hacer temporada en el Selectro el año pasado fue una jugada pero confiábamos mucho en el producto (Mujer celosa, marido mártir). Ojalá se repita con La Prudencia" (Graciela Lopresti, actriz).

Otro teatro mendocino estaba a punto de convertirse en una playa de estacionamiento y fue salvado gracias a la gestión de privados.

Estamos hablando del teatro Selectro, patrimonio histórico y cultural de Mendoza que está ubicado en el barrio Bombal de Ciudad. Abrió sus puertas como cine de barrio el 13 de julio de 1967. Fue creado por los trabajadores de Luz y Fuerza que lo pensaron como un espacio de participación colectiva destinado a toda la sociedad para la promoción cultural y el desarrollo de múltiples manifestaciones artísticas y educativas.

Sin embargo, un día sus puertas empezaron a cerrarse y las actividades allí eran cada vez más esporádicas. Hasta que llegó la iniciativa de un actor y una especialista en marketing para gestionar la sala y que no bajara definitivamente el telón.

"El teatro pertenece al Sindicato de Luz y Fuerza y tenía una gran pérdida económica, con lo cual iban a transformarlo en una playa de estacionamiento. Ahí pensamos que teníamos que hacer algo y les propusimos alquilarlo para gerenciarlo nosotros", cuenta Guillermo Willy Olarte, actor mendocino, e incluye en el relato a su socia, Romina Cano Porras. Ambos se movilizaron debido a una necesidad laboral, ya que en su momento se encontraban desocupados.

Llevan tres años al frente del teatro Selectro, desafiando cualquier prejuicio o mal pronóstico y apostando a producciones de gran calidad, sobre todo en materia teatral.

El 2015 vino para confirmarles que estaban bien orientados, con la puesta en escena de Mujer celosa, marido mártir, la primera obra en hacer temporada allí y que, debido al éxito en convocatoria, ofreció funciones todos los sábados durante seis meses. Luego se verían en esas tablas, con capacidad para 415 espectadores, otras propuestas como La fiaca que permanecieron buen tiempo en su cartelera. También ofrece shows musicales y de danza.

"Nosotros lo alquilamos y nos encargamos de la programación, las reformas y su mantenimiento. Todo lo que implica tener una sala abierta", explica Olarte.

Así es que accedieron a un crédito del INT (Instituto Nacional del Teatro) para dejar el lugar en condiciones, desde construir baños para discapacitados hasta remodelar la sala de ingreso, la boletería, las señalizaciones de emergencia, entre otras cosas.

La cuestión técnica está tercerizada y la comanda Rafael Navarta, quien destaca que el Selectro es el único que permite sin problemas grabar en vivo y en directo para crear master o DVD o discos de música. De hecho se han grabado recitales de La West Jazz Band con la Coral Volpe, Parió la Choca, Néstor Marconi con la Orquesta Colombo, o musicales infantiles.

El teatro Selectro abre este fin de semana su temporada 2016 con la reposición de Mujer celosa, marido mártir y con un de los espectáculos de humor más celebrados en la provincia: La Prudencia (ver aparte).

Desde el inicio de esta nueva y auspiciosa gestión a la actualidad, Olarte aclara que no reciben apoyo oficial. "No queremos plata, queremos trabajar en conjunto, que nos incluyan en sus programaciones oficiales, que nos conozcan y si el teatro Independencia está sobrecargado de demanda puedan considerar al Selectro como alternativa. Pero hemos pedido audiencias en Cultura y hasta ahora no nos han recibido", detalla el actor.

Y completa: "Mendoza debería contar con un circuito teatral de salas. Si a mí me vienen con propuestas que no son para el Selectro no dudo en mandarlos a otros espacios". Olarte destaca que una iglesia evangélica "se porta de 10 con nosotros y nos apoya y, por ejemplo, nos alquila todos los domingos el teatro, eso nos ayuda a bajar los costos fijos".

La ventaja competitiva que, según Willy Olarte, ofrece el Selectro es la posibilidad de hacer temporada teatral.

"La compañía Troncoso-Lopresti se animó a abrir el juego y les fue bárbaro. Fue una gran apuesta, con una excelente producción, que pudo hacer una temporada exitosa. Y gracias a ellos, otros pudieron ofrecer funciones durante un mes o dos", dice.

Y refuerza: "En este sentido, el Selectro es el único porque las salas las ha tomado el Estado municipal o provincial. Entonces tenés espacios como el Imperial, el Recreo o la Nave, donde al ser lugares públicos, para todos, no podés hacer temporada, te dan dos o tres fechas y chau. Acá nosotros lo administramos y lo decidimos con el artista".

Al respecto, el Selectro no tiene una sola forma de contratación: puede alquilarse o ir a borderó con porcentajes variables. Lo que sí paga el artista es el seguro de sala, como monto mínimo asegurado para el teatro.

Para vacaciones de invierno, la sala prepara una gran producción infantil, así como ya tiene programada para julio y agosto una temporada de Lago rojo, obra de Martín Chamorro a estrenarse antes en el Independencia.

La hazaña pergeñada
Graciela Lopresti es parte de Mujer celosa, marido mártir y La Prudencia, en su doble rol como directora –junto con Guillermo Troncoso– y actriz.

Para ella, hacer temporada durante seis meses en el Selectro "fue una jugada pero confiábamos mucho en el producto", dice en relación a Mujer celosa..., ya que "apuntamos a un público adulto, ávido de consumir teatro y que casi no tiene ofertas en la cartelera mendocina".

Distinguida con un Premio Escenario 2015 por su labor actoral –así como la obra fue distinguida también–, Lopresti confía en repetir la hazaña con la reposición de La Prudencia, obra de humor negro estrenada hace 10 años.

programa.jpg

Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas