Editorial - Villa Nueva Villa Nueva
miércoles 17 de mayo de 2017

Vecinos de Villa Nueva "superstar"

Miles de argentinos conocieron cómo es Villa Nueva gracias a una singular idea de sus vecinos.

Miles de argentinos se enteraron de que en Mendoza hay un distrito llamado Villa Nueva, en Guaymallén, donde unos activos vecinos, orgullosos del lugar donde nacieron o viven, han generado un singular fenómeno a partir de la creación de un grupo de Facebook.

Dicho grupo se propuso detectar el sentido de pertenencia que existe en la gente de ese distrito e imaginó la siguiente consigna "No sos de Villa Nueva si...".

Esos puntos suspensivos son los que invitaban a que se completara la idea con información sobre sitios, personas o situaciones que son sinónimo inseparable de la historia viva de Villa Nueva.

En algo más de dos semanas este grupo de Facebook logró más de 10.000 miembros, lo que motivó el interés de Diario UNO y de otros medios, incluidos canales de TV, por conocer a qué se debía este furor.

Una de las primeras cosas que los observadores de estos fenómenos suelen comentar es la aparente contradicción entre un fenómeno digital internacional, como es Facebook, y una realidad vecinal acotada por la proximidad, como es esto de Villa Nueva.

Está visto, empero, que lo planetario y lejano puede amalgamarse muy bien con lo familiar, amigable y cercano.

A fines de los años '80, cuando internet comenzó a poblar nuestra cotidianidad con sus novedades, se la llamaba "la autopista de la información", un lugar virtual por donde nos podíamos desplazar, casi sin límites, en búsqueda de conocimientos y contactos.

Uno de los primeros políticos que se definió adepto a esa nueva herramienta fue el entonces gobernador de Mendoza José Octavio Bordón.

Cierta vez le preguntaron a Bordón si internet y la informática no terminarían yendo en desmedro de las identidades y las singularidades de los pueblos y regiones, favoreciendo así una homogeneidad extraña a nosotros.

La contestación fue que no había que tener esos miedos, sino que, por el contrario, se debía trabajar para que la tecnología nos ayudara a ser cada vez más mendocinos.

Sin querer –o queriendo, por qué no– eso es lo que han concretado los vecinos de Villa Nueva, en Guaymallén. Han usado una herramienta digital impersonal y orgullosos de su pequeño mundo barrial, la han transformado en una comunión vecinal lanzada al mundo.
Fuente:

Más Leídas