Editorial - Susana Malcorra Susana Malcorra
lunes 21 de marzo de 2016

Un paso a la realidad

Pese a los reiterados encuentros entre argentinos y chilenos, más han sido los parches que los cambios de fondo que se requieren para modernizar este paso fronterizo clave.

La reciente visita de la canciller Susana Malcorra y su par de Chile a la zona fronteriza volvió a poner en foco una problemática que a los mendocinos nos toca muy de cerca. De allí que los anuncios oficiales tengan cierto gusto a promesa repetida, a buenas intenciones, más que a hechos concretos. Es que son numerosas las ocasiones en que hubo fallidas reuniones bilaterales para buscar soluciones a las eternas esperas para cruzar a un lado u otro de la Cordillera de los Andes.

También incontables fueron los intentos para modificar los pasos requeridos por la Aduana y para hacer más ágiles los trámites. Sin embargo, no hay fin de semana largo, feriado o vacaciones en los que pasar el filtro no sea una tortura.

Pese a los reiterados encuentros entre argentinos y chilenos, más han sido los parches que los cambios de fondo que se requieren para modernizar este paso fronterizo clave.

La moderna tecnología con que se cuenta en cualquier Aduana del mundo habilita a especular por qué no se consiguen acelerar los tiempos de espera.

Es cierto que cada país tiene características distintas en cuanto a políticas fitosanitarias o de flujo inmigratorio, por lo que planificar en conjunto el trabajo no es ocioso, sino indispensable. Lo que se debe evitar es que se transformen en células burocráticas que compliquen el plan original.

Lo anunciado por los cancilleres es que a partir de mayo habrá una simplificación de los trámites migratorios, de tal forma que lo que antes se hacía en cinco pasos ahora se hará en cuatro. La próxima meta es que en junio los datos de las dos aduanas y de las policías de Investigaciones argentina y chilena se compartan, y la espera baje a tres pasos.

El control fitosanitario, que apunta a la carga pesada, implicará incorporar más infraestructura, personal especializado y tecnología, debido a que la circulación de este tipo de transporte creció significativamente hacia los puertos del Pacífico.

Malcorra es consciente de la importancia estratégica que tiene Horcones para la Argentina, pero también de su complejidad. La expansión del narcotráfico obliga a que los gobiernos extremen los controles fronterizos.

Para la funcionaria nacional, las propuestas, ideas y acciones planteadas no prosperarán si no hay un compromiso binacional y, sobre todo, un seguimiento para garantizar el cumplimiento de cada etapa. Esperemos que las promesas dejen de serlo y que se hagan realidad.
Fuente:

Más Leídas