Editorial - Buenos Aires Buenos Aires
lunes 10 de julio de 2017

Un mundo aparte

De los votantes del Gran Buenos Aires, el 60 % no ha terminado la escuela secundaria.

De los 40 partidos que conforman el Gran Buenos Aires, la zona de mayor peso electoral del país, hay tres que juntos suman más de 2 millones de votantes.

La Matanza tiene 1.088.968 votantes, La Plata registra 573.988 y Lomas de Zamora, 531.254.

En total los votantes de la Región Metropolitana de Buenos Aires suman casi 10 millones.

Tendríamos que juntar a todos los sufragantes de Santa Fe, Córdoba, Mendoza, Tucumán y alguna otra provincia más para poder acercarnos a tal universo de bonaerenses metropolitanos.

Según un estudio que publicó el diario El Cronista, seis de cada 10 de esos votantes del conurbano nunca completaron el secundario.

Esto significa un 60% de sufragantes sin la educación obligatoria que marca la ley.

Asimismo, uno de cada 10 no terminó la escuela primaria. Dicho así es una cosa, pero trasladado a números concretos es otra muy distinta porque eso significa que más de un millón de esos votantes no concluyó la educación básica.

Las proyecciones indican, además, que en ese conjunto de bonaerenses hay casi medio millón de desocupados.

Los datos surgen de un análisis y entrecruzamiento de datos de la Encuesta Permanente de Hogares del INDEC, el Censo 2010 y la Junta Electoral de la Provincia de Buenos Aires que realizó la Fundación Metropolitana.

El Gran Buenos Aires incluye cuatro de las ocho secciones electorales del territorio bonaerense. La más populosa es la tercera, en la que hay 4.539.966 electores, casi la mitad de los votantes del GBA y más que cualquier provincia argentina y que la Ciudad de Buenos Aires. De ahí el peso estratégico que todos le asignan a esta zona bonaerense en cada elección.

El 52,12% son mujeres y el restante 47,88% hombres. El único grupo etario en el que los votantes hombres superan a las mujeres es el de los jóvenes.

Ese universo bonaerense es el que muchas veces nos cuesta tanto entender a los que somos de otras provincias.

Las cifras que aquí se cuentan son sólo un pantallazo de ese fenómeno político y demográfico llamado Gran Buenos Aires, pero nos permite vislumbrar varios porqués.
Fuente:

Más Leídas