Editorial - Las Heras Las Heras
viernes 25 de agosto de 2017

Totalmente desmedido

Una mujer fue detenida 7 horas por no pagar el micro, lo que destapó la falta de puestos de carga de la Red Bus.

La detención de una mujer durante 7 horas en una comisaría de Las Heras por no pagar el pasaje de micro destapó la falta de puestos de recarga de la Red Bus. Más allá de esta falencia y de que ella dice lo contrario, el Gobierno de Mendoza aclaró que no hay ninguna excepción para que el pasajero viaje sin la constancia de pago de su viaje, o sea la tarjeta, porque las unidades ya no emiten boletos como antes. El artículo 111 inciso 2 del Código de Faltas es claro en caso de incumplimientos.

Patricia Stibel (34) es una usuaria del servicio del Grupo 6, el cual utiliza para trasladarse a su trabajo, el cuidado de un anciano a quien no pudo asistir el jueves de la semana pasada porque la policía se la llevó detenida por no tener el comprobante de que había abonado el viaje. Según la mujer, otro usuario –a quien le dio $10– se ofreció para pagarle el pasaje con el consentimiento del chofer ya que ella no tenía saldo en su Red Bus.

El problema se presentó cuando subieron los inspectores de Transporte, en compañía de personal policial, controlando a todos los pasajeros. Cuando llegó su turno, Patricia brindó sus argumentos y no le creyeron, sin chequear la versión con el joven que supuestamente había pagado el viaje. Como consecuencia, permaneció en un calabozo en muy malas condiciones, tanto que fue ella quien pidió un trapo y lavandina para limpiarlo. Ni siquiera le permitieron tomar su medicación de hipertensa porque le quitaron sus pertenencias, denunció.

patricia-1.jpg
<div>Patricia Stibel. La pasó mal en la Comisaría 36, de Las Heras. Abren investigación.</div>
Patricia Stibel. La pasó mal en la Comisaría 36, de Las Heras. Abren investigación.

La respuesta del Estado es que existen innumerables maneras de recargar la Red Bus desde puntos fijos hasta los cajeros automáticos a través de Red Link y Banelco. Lo que quizás muchos funcionarios no tienen en cuenta es la cantidad de personas que se encuentran fuera del sistema, es decir que trabajan en negro y que igual deben trasladarse todos los días a trabajar. Lo mismo sucede con los estudiantes, ya que no se manejan con tarjetas de débito o crédito.

Tampoco es una solución que se remplace la imputación o la detención de un infractor por el pago de una multa –equivalente a 20 veces el valor del servicio no abonado–, como propone Gustavo Arenas (FPV-PJ), ya que no se está resolviendo el tema de fondo.

Lo que sí ha sido positiva es la idea de Servicios Públicos de que se pueda cargar la tarjeta en los supermercados, teniendo en cuenta la accesibilidad de todas las personas.

red bus.jpg

Fuente:

Más Leídas