Editorial - Mendoza Mendoza
jueves 02 de junio de 2016

Tan fríos, tan calientes

Una suba del gas acorde a la actualización de los salarios hubiera tenido cierta lógica, no así avanzar a ciegas con alzas de hasta el 700%. Una vez más se tuvo en cuenta el qué y no el cómo.

El impacto negativo que tiene en todo el país el desmesurado aumento del gas refleja la torpeza política con que se manejó desde el vamos el sinceramiento tarifario.

Hasta el menos informado sabe que era imposible seguir sosteniendo los servicios públicos a puro subsidio y sin actualizar las tarifas, pero no al punto de que ahora nadie pueda pagarlas.

Una vez más se tuvo en cuenta el qué y no el cómo.

Los resultados de esa falta de cintura política se refleja en los iracundos reclamos de los usuarios, como también en los amparos que a diario se presentan en la Justicia para frenar el tarifazo.

Una suba acorde a la actualización de los salarios hubiera tenido cierta lógica, no así avanzar a ciegas con alzas de hasta el 700%.

Este año el clima se está haciendo sentir con más fuerza que en temporadas anteriores, lo que profundiza la situación crítica dado que es imposible ahorrar en calefacción.

Por esta razón, en su resolución la jueza federal Olga Pura Arrabal planteó a la distribuidora de gas contemplar un cuadro tarifario acorde con las particularidades de Mendoza.

Tan polémico ha sido el aumento tarifario que hasta referentes del partido que conduce el país, como el gobernador Alfredo Cornejo y su vice, Laura Montero, se manifestaron en contra y pidieron racionalidad en lo que se pretende cobrar.

"Sabemos que las tarifas estuvieron desactualizadas, pero los aumentos deben ser lo más armónicos posibles", admitió el mandatario.

Basado en ese razonamiento, recomendó no pagar y le solicitó a Ecogás que acate la medida judicial y refacture.

Para la distribuidora, pese a los argumentos presentados por la Justicia, las organizaciones intermedias y los usuarios, no corresponde refacturar, por considerar que el fallo de la jueza no es retroactivo.

El panorama todavía es muy confuso, con partes en pugna que instan a no pagar, otras a hacerlo, mientras en el medio los damnificados no saben cómo proceder sin perjudicarse a futuro.

Si bien la solución más fácil y tentadora sería la de no abonar la boleta, lo que corresponde es que se haga lugar a la resolución judicial, Ecogás refacture y cada usuario pueda pagar lo que consumió. Eso sí, esta vez a un valor razonable.
Fuente:

Más Leídas