Editorial - Alfredo Cornejo Alfredo Cornejo
lunes 04 de julio de 2016

Respetar la plata ajena

Perón solía decir que todos los trabajadores son buenos, pero que si se los controla son mejores. Algo de eso debe creer Cornejo, que le está poniendo una gran lupa a todo el trabajo estatal

En las últimas administraciones de Mendoza el control del empleo público venía siendo un asunto que se manejaba con cierta laxitud.

Bajo consideraciones tales como que un gobierno progresista no puede andar controlando demasiado a los estatales, y ante el avance que experimentaban los gremios del sector público, algunos de cuyos dirigentes solían insultar y hasta agredir físicamente en público a los funcionarios, nos habíamos empezado a acostumbrar a los ñoquis que no marcaban tarjeta o a la facilidad con que varios trabajadores conseguían certificados médicos que los habilitaban a faltar una semana al trabajo "por un dolor de panza".

Durante la campaña electoral del año pasado el entonces postulante a gobernador Alfredo Cornejo tuvo la virtud de adelantar algunas medidas no muy apreciadas para el speech de un candidato con chances.

Dijo, por ejemplo, que si lo elegían iba a ordenar el descontrol que había en el Estado y aseguró que le pondría la lupa al trabajo de los estatales.

Los gremios y los otros candidatos lo acusaron entonces de propiciar un ajuste salvaje e instaron a los mendocinos a no votarlo.

Ya instalado en el Barrio Cívico, Cornejo empezó a cumplir su promesa. Y la primera de las batallas fuertes fue poner en caja la excesiva cantidad de licencias por enfermedad que presentaban los docentes, lo cual obligaba al Estado a tener que pagar dos sueldos por un mismo cargo, al tener que apelar a la figura del maestro suplente.

Seis meses después, y sin desconocer algunos casos puntuales en los que se puede haber cometido alguna injusticia, el ausentismo de los docentes ha bajado 38% desde la implementación del ítem aula, pensado para premiar al docente que se esfuerza para no dejar a sus alumnos sin clases.

No sólo eso. En ese lapso ha mejorado el presentismo de todos los estatales. En 5 meses de este año hubo 138.470 ausencias menos que en igual período del año pasado.

Estas son cosas que van más allá de progresistas o reaccionarios. Tienen que ver con la ética republicana y con respetar la plata de los contribuyentes.
Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas