Editorial - Mendoza Mendoza
miércoles 11 de mayo de 2016

Pasar a la acción

Enfrentar a la delincuencia de hoy exige a Mendoza actualizar las estrategias y eso significa apelar a la más moderna tecnología posible para acortar la inquietante brecha.

La presentación de los nuevos móviles que adquirirá Mendoza puede leerse como la esperada reacción del Gobierno frente a un avance del delito que, como está más que demostrado, no maneja los morosos tiempos de la política.

Enfrentar a la delincuencia de hoy exige actualizar las estrategias de acción y eso significa apelar a la más moderna tecnología posible para acortar la inquietante brecha.

Esto, que debe ir de la mano de un sostenido trabajo de inteligencia, sólo es viable si en lo previo existe un plan de seguridad lo suficientemente aceitado que evite malgastar esfuerzos y recursos. Por cierto, ambos escasos.

Los 120 móviles "inteligentes" con que contará Mendoza son una herramienta imprescindible para avanzar sobre la inseguridad en las calles.

La tecnología con que cuentan estos vehículos permite detectar rápidamente si un auto es robado, consultar datos personales, prontuario, pedidos de captura, licencia de conducir, seguro del auto, multas de tránsito, deudas de patente y datos migratorios, entre otros.

También cuentan con sofisticadas cámaras, las cuales pueden ser claves tanto para detectar si existió un abuso policial o, por el contrario, si un delincuente atacó al uniformado.

Sería innecesario en este espacio abundar en las bondades que ofrece la tecnología actual para dotar a estos móviles de facilidades para el trabajo de los policías. Lo esencial es qué uso se les dará.

Esto, que pondrá a Mendoza a la altura de los principales Estados del mundo, sólo será efectivo en tanto y en cuanto se capacite a los miembros de la fuerza y la información que se recabe en cada operativo sea parte de una base de datos cada día más actualizada y eficiente.

El gobierno de Cornejo sabe que este avance es apenas una parte de la compleja maquinaria para enfrentar al delito.

El debate que comienza hoy en la Legislatura, con la mira puesta en ajustar los alcances de la prisión preventiva, es necesario para amplificar la mirada y el análisis sobre la inseguridad.

Lógicamente, la foto completa incluye garantizar la educación, la salud y el acceso al trabajo.
Fuente:

Más Leídas