Editorial - Barack Obama Barack Obama
jueves 03 de marzo de 2016

La visita de los Rolling Stones a Cuba y la fuerza del "demonio"

Dos sucesos se concretarán este mes en Cuba. Por primera vez en 90 años un presidente de Estados Unidos visitará la isla. Y los Rolling, ex "demonios", tocarán gratis en La Habana.

La revolución cubana no sólo persiguió y encarceló a los homosexuales por considerarlos contrarrevolucionarios sino que además marginó al rock como expresión musical.

Se argumentaba que esa música venía de países como Estados Unidos o de Inglaterra, que tenían una actitud hostil hacia la dictadura de los hermanos Castro.

El rock cantado en inglés desapareció de la radio y la TV, lo que dio lugar a que grupos como The Beatles o los Rolling Stones debieran escucharse clandestinamente. Durante años las grabaciones de esos y otros grupos rockeros circularon por la isla como si fueran contrabando.

La aventura política de esa realeza comunista que encarnan aún hoy los hermanos Fidel y Raúl Castro continúa cayendo por su propio peso, y sólo terminará de desplomarse cuando el Congreso de los Estados Unidos derogue el embargo comercial a Cuba que durante décadas ha cumplido exactamente el objetivo contrario al buscado.

En efecto, el embargo condenó al pueblo cubano a privaciones insoportables mientras que los miembros de la jerarquía revolucionaria (a los que nunca les faltó nada) se fortalecían porque tenían la excusa perfecta para mantener sojuzgada a la población con un Estado policial.

En 1959, tras el triunfo de la revolución, ese nuevo Estado redentor hablaba de que venía a instaurar al "hombre nuevo". Hoy el pueblo cubano sigue sin libertad, sin poder expresarse libremente y sin la posibilidad de tener partidos políticos.

El cuidadoso descongelamiento de las relaciones políticas y comerciales entre Estados Unidos y Cuba que está realizando desde hace tiempo el gobierno de Barack Obama con el acompañamiento de buena parte de las democracias de Occidente, incluido el Vaticano de la era Francisco, va a dar frutos, tarde o temprano. Este mes, por ejemplo, dos de los antiguos "demonios" que entronizó el castrismo durante décadas (patentizados en la figura del presidente de los Estados Unidos y en los grupos de rock) harán visitas históricas a la isla. Barack Obama, el 22, será el primer mandatario de EE.UU. en pisar Cuba en 90 años. Y los Rolling Stones, el 25, tocarán gratis en La Habana.

El simbolismo de estos sucesos es notable.
Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas