Editorial - INDEC INDEC
jueves 25 de agosto de 2016

Foco al empleo

Entre esos temas importantes que están dentro del bosque al que tapó el árbol de las tarifas se encuentra la preocupante caída del empleo. Poner ahí el foco supone un amplio pacto.

Como suele ocurrir, no sólo en nuestro país, lo urgente termina tapando lo importante, aunque ambas categorías sean materia discutible.

Así es como a la agenda pública y mediática la van copando aquellos temas cuya chispa basta para encender la mecha del debate popular.

Merced a una torpe aplicación del Gobierno nacional, la necesaria actualización de las tarifas terminó generando el efecto contrario.

Más que percibir el usuario que no era lógico seguir pagando un valor tan bajo, lo que sintió es que de un plumazo se le pretendía hacer pagar el costo de una fiesta a la que ni siquiera había sido invitado.

Con marchas y contramarchas, Macri insistió en esa jugada que desde el vamos había nacido deforme.

Si la consigna era hacer el "trabajo sucio" en los primeros seis meses, para luego reencarrilar a la Argentina productiva, el plan falló con contundencia.

Y es que la cuestión de fondo es que tal plan carecía de lo esencial: olfato político y sensibilidad social.

Fue la Corte Suprema de Justifica la que debió poner negro sobre blanco obligando al Gobierno nacional a convocar a audiencias públicas para debatir una problemática a la que no se le vislumbra una rápida y eficaz solución.

Entre esos temas importantes que están dentro del bosque al que tapó el árbol de las tarifas se encuentra la preocupante caída del empleo.

Según datos del recuperado INDEC, la desocupación total en el país alcanza a 1.165.000 personas de la población económicamente activa. A nivel provincial, ese porcentaje baja al 4,4%.

Un rubro tan sensible que queda subsumido detrás del impacto de los números. Pero cada uno de ellos es un argentino que ve trunco, en el mejor de los casos en forma transitoria, poder mantener una calidad de vida para él y su familia.

Huelga entrar en detalles macroeconómicos que ya maneja cualquier hijo de vecino.

Lo que sí vale alertar y reclamar, incluso desde espacios como este, es que todos los sectores involucrados –empresarios, gobiernos y sindicatos– deberían gestar una suerte de Pacto de la Moncloa que permita recuperar la actividad productiva y multiplicar los puestos de trabajo en todo el país.
Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas