Editorial - inflación inflación
viernes 10 de junio de 2016

Feriado incómodo

Recordar a Güemes y revalorizar su figura se puede hacer en las aulas, sin parar un día más en un país que no está para esos lujos. Macri y su equipo deberán analizar si es pertinente otro feriado.

La crisis que atraviesa hoy la Argentina da pie a que cada movimiento del Gobierno nacional, por pequeño o ambicioso que sea, provoque repercusiones en todos los sectores.

Sirva como ejemplo la reciente aprobación del 17 de junio como feriado nacional, en conmemoración del fallecimiento del general Martín Miguel de Güemes.

Este dato, que en principio emerge como un merecido ajuste de cuentas con los protagonistas de la historia argentina, presenta un correlato económico que vale analizar.

Si se lo evalúa desde el rubro turístico, el nuevo feriado es bienvenido, porque supone otro fin de semana largo, con inmejorables perspectivas para los negocios del sector.

Sin embargo, para el resto de la actividad comercial no es tan así. De hecho, la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) reaccionó con preocupación ante el sentido de oportunidad del feriado, no así contra la revalorización como fecha patria.

La entidad le envió una carta al Presidente Macri para solicitarle que si pone en vigencia el feriado del 17 lo haga con posterioridad a esa fecha.

La CAME considera que de activarse la medida desde la semana próxima perjudicará seriamente "a los miles de comercios que hace semanas se preparan para atender las demandas del Día del Padre".

Es que estas celebraciones con claro perfil comercial son una excelente ocasión para amortizar el impacto de la inflación y las escasas ventas.

Los comerciantes rechazan el feriado del 17 por considerar que la fuerte caída de la actividad y el día no laborable los perjudicará.

El temor generalizado es que la gente opte entre hacer miniturismo o comprar un regalo para el padre.

Una disyuntiva que, infiere la mayoría de los afectados, inclinará la balanza por una salida familiar compartida.

Ante esta foto crítica del presente, Macri y su equipo deberán evaluar qué es lo mejor para la mayor cantidad posible de argentinos, no sólo para un sector determinado.

Recordar a Güemes y revalorizar su figura se lo puede hacer en las aulas sin necesidad de parar un día más en un país que no está para esos lujos.

Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas