Editorial - Pata Medina Pata Medina
miércoles 27 de septiembre de 2017

El incendio del Pata Medina

Un sindicalista amenazó con "prender fuego la provincia de Buenos Aires" si la Justicia osa detenerlo.

En la larga lista de escándalos protagonizados por dirigentes gremiales, ayer fue el turno del secretario general de la UOCRA de La Plata, Juan Pablo Pata Medina, quien lleva 20 años continuados al frente de esa organización.

Como respuesta a una investigación por extorsión que la Justicia penal de Quilmes lleva contra Medina, el sindicalista ordenó a los afiliados a su gremio paralizar la totalidad de las obras en construcción en la capital bonaerense y en la región.

Luego el Pata se atrincheró en la sede del gremio y desde un balcón preguntó a los afiliados: "¿Ustedes van a permitir que al Pata lo lleven preso o que la plata de ustedes termine en el bolsillo del Gobierno?".

Tras esa arenga, parte de sus seguidores arrojaron bombas molotov e interrumpieron el tránsito quemando gomas.

El dirigente de la UOCRA platense llegó entonces al climax de sus diatribas y amenazó con "prender fuego la provincia de Buenos Aires" en caso de que la Justicia ordene su detención.

Luego acusó al presidente Macri de haber "ordenado" a su gabinete nacional que lo investigue "sin fundamentos".

En su incendiario discurso agregó: "No aceptaré que a un juez se le ocurra hacer los deberes para el Gobierno nacional y que invente causas que tienen escondidas".

Según afirmó, todas las obras de construcción han sido paralizadas para enfrentar esa situación y por eso, ayer los trabajadores abandonaron sus lugares de trabajo "para autoconvocarse" en una reunión frente al gremio y seguir las alternativas de este conflicto.

"Nuestros trabajadores están preocupados porque está claro que quieren destruir el movimiento obrero y sacarle conquistas", afirmó el dirigente.

Este dirigente sindical cobró notoriedad a partir del enfrentamiento a tiros que mantuvieron integrantes de la UOCRA La Plata con los camioneros, de Hugo Moyano, en 2006, mientras los restos del ex presidente Juan Perón eran trasladados a la quinta de San Vicente.

En estos días de campaña ha sido usual escuchar a dirigentes gremiales advertir de que se viene poco menos que el fin del mundo si en las elecciones de octubre triunfa el oficialismo de Cambiemos.

Se han olvidado de que los votantes tienen cada vez menos dueños y más criterio propio.
Fuente:

Más Leídas