Editorial - AMIA AMIA
miércoles 21 de septiembre de 2016

El gobierno y los celulares

El gobierno de Nueva York sorprendió a los habitantes con un llamado a sus celulares en el que les pedía que ayudaran a capturar al sospechoso de los dos ataques con explosivos en esa ciudad.

Una de las características no habituales que tuvo la detención del sospechoso de haber colocado las bombas en Nueva York fue que, por primera vez, el gobierno de ese Estado utilizó los celulares de los habitantes para desatar una "cacería" sobre Ahmad Khan Rahami, un afgano nacionalizado norteamericano.

A primera hora del lunes, en momentos previos al inicio de la reunión de presidentes en la sede ONU, las autoridades neoyorkinas despertaron a los ciudadanos a través de los celulares. Por primera vez, usaron para algo inusual la línea de alertas de emergencia.

Ese sistema se utiliza habitualmente para alertar a la población sobre fenómenos climáticos no pronosticados o para ayudar a encontrar a niños perdidos o secuestrados.

Esta vez, cuando los neoyorkinos atendieron sus teléfonos, se encontraron con la palabra "Buscado" y la foto de Ahmad Khan Rahami.

El pedido era que aquel que lo conociera avisara de inmediato a la policía.

Al mediodía el sospechoso fue detenido tras enfrentarse a tiros con la policía.

Por un lado, sobrevino cierta tranquilidad, pero quedó flotando la duda de si el afgano había actuado como "lobo solitario" o si formaba parte de una célula terrorista vinculada al islamismo fundamentalista.
Los "lobos" son uno de los nuevos peligros que debe enfrentar la política antiterrorista. Por lo general, son ciudadanos del propio país donde estos cometen los atentados.

Como Estados Unidos es un país donde las alarmas constitucionales saltan de inmediato cuando se toman determinadas medidas polémicas, ahora ya ha surgido el debate acerca de si la utilización por parte del Estado de algo privado, como son los celulares, es algo conveniente a la seguridad nacional o una intromisión en la vida de los particulares.

Más allá de esa bienvenida polémica, lo llamativo para nosotros es la celeridad con que tanto en Europa como en Estados Unidos los autores de atentados son encontrados en las horas siguientes.

Acá todavía no hay nada aclarado por el ataque a la Embajada de Israel y a la AMIA.
Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas