Editorial - Alfredo Cornejo Alfredo Cornejo
viernes 25 de noviembre de 2016

Alta tensión

Quedó claro que al gobernador no le cierra esta Justicia y que algunas de sus críticas tienen sustento. Pero, va siendo hora de evitar la confrontación y que los aludidos hagan su autocrítica.

"Muchos hablan de violencia de género, pero no actúan como corresponde". La frase lanzada con vehemencia por el gobernador quedó resonando en el contexto del almuerzo del Consejo Profesional de Ciencias Económicas de Mendoza.

Activó la reacción de Alfredo Cornejo la suspensión del Jury de Enjuiciamiento al fiscal Fabricio Sidoti, quien está en la mira por su actuación ante la denuncia de Ayelén Arroyo.

Pese a que la joven de 19 años había expresado formalmente un pedido de auxilio, finalmente fue asesinada por su padre.

La indolencia del funcionario judicial le dio pie al mandatario para reavivar la crítica tenaz que viene sosteniendo contra el funcionamiento de la Justicia de Mendoza.

En el caso Sidoti, la Corte y la oposición decidieron, en el marco del Jury de Enjuiciamiento, no iniciarlo hasta obtener información acerca del sumario administrativo al que paralelamente se somete al fiscal.

Con independencia de este paso, Cornejo disparó munición gruesa: "No sé si tiene sentido la función del jury así como está, tal vez deberíamos plantear alguna modificación porque los miembros de la Corte no han sancionado ni a un solo funcionario judicial".

Como en cada ocasión que el mandatario se ofusca por acciones u omisiones de la Corte, invocó con énfasis que "la ciudadanía quiere ley pareja".

Redoblando la apuesta, adelantó que quiere modificar la ley de Jury "porque el Poder Judicial no debe tener privilegios. Cuando se denuncia a un funcionario judicial hay que tomarlo con seriedad".

En la Corte acusaron recibo, por eso rápidamente se aclaró que la decisión tomada respecto de la actuación del fiscal Sidoti no significa de ninguna forma que se haya archivado la causa.

Ya quedó claro que al gobernador no le cierra esta Justicia y que algunas de sus críticas tienen sustento.

Sin embargo, va siendo hora de evitar la confrontación y que los aludidos hagan su autocrítica (tarea que por lo visto cuesta y mucho).

La sociedad espera acciones concretas, no pirotecnia verbal entre unos y otros.

Medidas, cambios de cabezas y modificaciones en las leyes ya se han producido. Ahora, la maquinaria judicial debería empezar a funcionar con algo de esa sensibilidad que hasta acá le viene faltando.
Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas