Editorial - Barack Obama Barack Obama
jueves 24 de marzo de 2016

Abrió crédito

El presidente de Estados Unidos Barack Obama dejó una clara señal de que el vínculo entre ambos países será fructífero de ahora en más: "Estados Unidos está listo para trabajar con la Argentina".

De aquellas recordadas relaciones carnales de los '90, con Carlos Menem a la cabeza, al "¡ALCA, ALCA, al carajo!" del kirchnerismo, la Argentina llega a un presente en su relación con Estados Unidos donde el fiel no necesariamente debe irse de un extremo al otro.

Para Mauricio Macri la visita de Barack Obama, a quien reconoció como "un camino de inspiración para la Argentina", es un signo de que se apunta a dejar atrás años de desencuentros y cimentar una relación que se traduzca en fuertes inversiones para el país.

El mandatario estadounidense dejó una clara señal de que el vínculo entre ambos países será fructífero: "Estados Unidos está listo para trabajar con la Argentina".

Obama destacó que Macri "concretó rápidas reformas para crear un crecimiento económico y ha logrado en poco tiempo resultados positivos para el país".

En esa línea, le auguró a la Argentina muy buenas perspectivas de inserción en los foros mundiales.
Macri, por su parte, dijo compartir con el visitante "una visión sobre el siglo XXI que nos desafía y nos brinda oportunidades".

Particular significación tuvo el anuncio de que Estados Unidos desclasificará archivos militares y de inteligencia sobre la última dictadura.

Un dato no menor en el Día de la Memoria y, sobre todo, una elíptica referencia a la participación que le cupo a los gobiernos de EE.UU. en los años de plomo.

Colaboración que, 40 años después, sigue motivando el rechazo de los organismos de derechos humanos, quienes repudiaron abiertamente el arribo de Obama a nuestro país.

A ellos les dirigió estas palabras: "Quiero reivindicar el compromiso por los derechos humanos. Reconocemos los esfuerzos históricos, el coraje y el heroísmo de aquellas personas que se opusieron a las violaciones de los derechos humanos".

En cuanto a los guiños económicos, el líder demócrata reconoció que hay muchas trabas comerciales que resolver con la Argentina, por lo que no descartó un acuerdo de libre comercio.

Si bien aún no concluye el paso de Obama por la Argentina, para Macri el primer balance le dio positivo, en función de las expectativas que tenía de Estados Unidos y de las posibilidades que se abren para una relación seria y a largo plazo con una de las principales potencias del mundo.
Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas