DiarioUno.com.ar
diariouno.com.ar | Edición Impresa | Mendoza Mendoza
Lunes 20 de Junio de 2011  
 Estado del tiempo
 
Buscador Ed. Impresa  
Buscador avanzado
Tapa Impresa RSS SMS

Aumentar tamaño Reducir tamaño Enviar por mail Imprimir nota
Mendoza

Alertan por anginas mal curadas

El 20% de ellas es producida por la bacteria estreptococo B y si no es bien tratada puede traer serias consecuencias para la salud, como fiebre reumática. El peligro de la sobremedicación.
20-06-2011

Carina Pérez
cperez@diariouno.net.ar

Una de las infecciones de garganta más comunes en el invierno son las faringoamigdalitis, más conocidas por anginas. En su mayoría, este cuadro que se presenta con fiebre alta, dolor abdominal e inflamación, son producidas por virus. El 20% de ellas las causa una bacteria: el estreptococo B hemolítico del grupo A, que si no es bien atacado con un antibiótico específico, puede traer complicaciones severas para la salud como fiebre reumática.

Por eso, lo indicado desde la ciencia médica es hacer un cultivo de las secreciones de las fauces a fin de determinar qué produce la angina, antes de medicar. Pero lo cierto es que este procedimiento no es el más frecuente, sobre todo en las atiborradas guardias hospitalarias.

Héctor Abate, jefe del Servicio de Infectología del Hospital Notti, explicó que las anginas responden a muchas etiologías (causas) virales o bacterianas. De estos dos grupos, la mayoría son virales y no requieren ningún antibiótico.

“Es común observar a chicos con anginas que le dan antibióticos y siguen con fiebre porque en realidad no les hace nada, ya que las anginas son virales y se autolimitan. El antibiótico es para las bacterianas y, de esas, muy pocas son las que se tratan. Una de ellas son las anginas por estreptococo B hemolítico del grupo A y sino se tratan de manera adecuada pueden tener una complicación purulenta, que sería abscesos en la amígdala, un absceso en la faringe y en los ganglios del cuerpo”, indicó.

“O puede tener un complicación no purulenta, que sería por reacción inmunológica, que es la llamada fiebre reumática y el tratamiento es penicilina por diez días”, dijo el especialista.

La diferencia entre una angina viral y una bacteriológica es clínicamente difícil de diferenciar, entonces si el médico tiene la sospecha de que el niño tiene una angina por estreptococo B, tiene la obligación de hacer el análisis de cultivo.

En este mismo sentido, una angina viral puede estar acompañada de otros síntomas como secreciones de nariz, tos y ojos llorosos.

En cuanto a la aparición de placas en la garganta, Abate aclaró que “las placas no siempre significa que la angina es bacteriana, porque hay virus que también producen placas, por eso se debe hacer el cultivo de fauces y luego de 48 horas tener un resultado, si da positivo se medica con penicilina, si no, sólo se hace un control de la fiebre y reposo”, explicó.

El otro aspecto importante para observar sobre esta infección es su reiteración.

Según la Sociedad Argentina de Pediatría (SAP), si un niño presenta tres o más episodios de anginas en un período de 3 meses, es preciso establecer si las mismas son por consecuencia del estreptococo B hemolítico tipo A.

De confirmarse la responsabilidad de esta bacteria, se deberían tomar ciertas precauciones, como por ejemplo hacer cultivo de las fauces (garganta) de los convivientes para identificar los portadores que no presentan enfermedad. Tratar a los portadores que convivan con el paciente, además del paciente que presenta recurrencias después de cada episodio de infección documentado.

Por otra parte, utilizar otros antibióticos como clindamicina o penicilina más rifampicina o cefradoxilo.

En este contexto, es válido consultar sobre la necesidad de indicar una cirugía de amígdalas.

Las amígdalas son tejido linfoide importante para el desarrollo inmunológico de los niños.

La amigdalectomía se indica solamente si hubiere abscesos o en otras situaciones como apneas de sueño por hipertrofia amigdalina.


Las guardias
A medida que avanza el invierno, crece el número de niños que padece infecciones de garganta o de vías respiratorias. De hecho, este viernes el Gobierno alertó sobre el incremento de algunas enfermedades de este último grupo como la bronquiolitis y la neumonía.

Abate defendió el trabajo de los médicos de las guardias, ya que muchas veces deben atender casos que no constituyen una urgencia médica. Por este motivo, es necesario que los profesionales se perfeccionen y que la población esté educada sobre el tema.



Las bacterias, cada día más resistentes

Otra de las consecuencias indeseadas de la mala utilización de los antibióticos es la resistencia que logran desarrollar las bacterias, haciendo que los cuadros infecciosos sean mucho más difíciles de controlar.

El jefe de Infectología del Hospital Notti, Héctor Abate, explicó a este medio que cuando un médico receta un antibiótico, ese remedio no actúa solamente contra el germen que desea tratar en ese momento, sino que también repercute sobre otros miles de gérmenes que habitan en el organismo de un ser humano, aun cuando no producen enfermedad.

“Supongamos que tiene angina, infección del hueso o neumonía, el antibiótico ataca al germen que produce la enfermedad, pero también está actuando sobre otros gérmenes que tenemos en el organismo que no está actuando y produciendo enfermedad. Pero cuando se da mucho antibiótico, esos gérmenes se vuelven resistentes a ese antibiótico”.

“Esto pasa porque la bacteria tiene un mecanismo de defensa, así como los humanos cuando son agredidos se defienden, las bacterias hacen lo mismo, ante el ataque del antibiótico para matarlas se defienden y cómo lo hacen, desarrollando resistencia para no morir”, dijo Abate.

Este trabajo de resistir el ataque del medicamento puede ser por diversas vías, ya sea produciendo mutaciones en su estructura genética o enzimas que destruyen el antibiótico o van a fortalecer la estructura de la bacteria para impedir que el antibiótico penetre en la bacteria.

Por este desarrollo de la resistencia, Abate aconseja no recurrir a la automedicación, tampoco recibir antibióticos si la enfermedad es ocasionada por virus, porque de lo contrario, “estamos con esa presión antibiótica desarrollando cepas resistentes y al utilizar el medicamento antibiótico, no va a responder, con lo cual serán necesarios remedios más potentes y agresivos para el cuerpo”, cerró Abate.

El problema de la mala utilización de los antibióticos para resolver enfermedades tanto bacterianas como virales sucede en todo el mundo y en particular en la atención ambulatoria.

Según Abate, este dato ha sido comprobado, ya que es en consultorio donde se producen la mayor cantidad de errores en la indicación de antibióticos.

El 7 de abril, en el marco de la celebración del Día Mundial de la Salud, se hizo una fuerte advertencia sobre las consecuencias de la resistencia de las bacterias, desde la OMS.

“Estamos a punto de perder ese preciso arsenal terapéutico por el abuso de antimicrobianos en la medicina humana y animal, que durante los últimos 70 años ha incrementado el número y el tipo de microbios resistentes a los medicamentos. Si no se hace algo, se corre el riesgo de que muchas enfermedades infecciosas se vuelvan incontrolables”, decía parte del comunicado de esa organización internacional.


Para saber

La Sociedad Argentina de Pediatría recomienda a los profesionales y hace saber a los papás que es necesario:

n Documentar las causas
Si se trata de un niño mayor a los 3 años, es necesario hacer los cultivos para averiguar el origen de las anginas.


n El tratamiento
Una vez comprobado el origen bacteriano por estreptococo, es necesario indicar penicilina en dos administraciones diarias durante 10 días.


n ¿Se puede esperar el resultado del cultivo para iniciar el tratamiento?

El médico tratante establecerá de acuerdo a la importancia de los síntomas si corresponde iniciar el tratamiento antibiótico o esperar al resultado del hisopado. Si el método rápido resulta negativo, se puede mantener el antibiótico hasta el resultado del cultivo.



Consulta. El cuadro de anginas es común en invierno, pero es mejor averiguar su origen antes de medicar.

Reiteración. Más de tres veces en tres meses puede ser candidato a cirugía.


Institucional | Staff | Receptorías | Cómo Anunciar | Negocios Digitales | Contactos

© 2007 UNO GRAFICA. Todos los derechos reservados. Mendoza, Argentina