DiarioUno.com.ar
diariouno.com.ar | Edición Impresa | Mendoza Mendoza
Lunes 23 de Noviembre de 2009  
 Estado del tiempo
 
Buscador Ed. Impresa  
Buscador avanzado
Tapa Impresa RSS SMS

Aumentar tamaño Reducir tamaño Enviar por mail Imprimir nota
Mendoza

Barrio Foecyt, epicentro social del distrito Trapiche de Godoy Cruz

Fue construido por el gremio de los carteros en los ’70. Cuenta con centro de salud, escuela, iglesia, unión vecinal y playón deportivo. Atrae a miles de godoicruceños de la zona del piedemonte.
23-11-2009

Carina Pérez
cperez@diariouno.net.ar

Cuando en agosto de 1977 los vecinos del barrio Foecyt (Federación de Obreros Empleados de Correo y Telégrafos) de Godoy Cruz estrenaban sus casas, ya podían suponer que pronto tendrían compañía en aquella zona del piedemonte, por su amplitud y belleza.

Pero nunca imaginaron, que 32 años después, su barrio se convertiría en el epicentro comercial y de servicios básicos para otros 32 conglomerados habitacionales que lo rodean. De forma inmediata, de los barrios Irrigación, Sarmiento, Udilen, Los Toneles, La Esperanza I, II y III, y más alejadas, de villas inestables como el Campo Pappa y Los Pajaritos.

Y esto no es casual, ya que el Foecyt fue construido con escuela, centro de salud, salón cultural, playón deportivo y otro espacio similar destinado a la espiritualidad del barrio, el cual se convirtió hace un año en la parroquia de la Virgen de Guadalupe y San Juan Diego.

Contar con estas características ha sido motivo para atraer niños de todos esos barrios aledaños a la escuela primaria San Gabriel del Foecyt que, aún siendo considerada urbanomarginal, es muy solicitada porque les ofrece una buena contención social y académica a sus 549 alumnos.

Al centro de salud suelen concurrir sobre todo mamás con riesgo social (solas y sin trabajo) y niños con reiterados cuadros de infecciones respiratorias, producto de la exposición a los basurales en las cuáles sus padres intentan ganarse el pan. En total son atendidas alrededor de 100 personas por día, en los servicios de pediatría, obstetricia, odontología, clínica médica, psicología y fonaudiología.

En cuanto a la seguridad, los vecinos no se quejan más que otros lugares del Gran Mendoza y reconocen que los policías asignados al destacamento policial Flores, que ellos mismos levantaron en 1983, hacen todo lo que pueden con lo poco que tienen. Por eso, desde hace varios meses están en tratativas con el Ministerio de Seguridad para que sean incorporados más móviles y efectivos.

Desde la unión vecinal Postas Argentinas definen al Foecyt como un lugar tranquilo para vivir y con personas comprometidas con el prójimo.

Por eso, su presidente, Jorge Yunes, habla con absoluta confianza a la hora de definir qué proyectos están en marcha. “Queremos cerrar los fondos del centro cultural para que lo gente se sienta más protegida cuando lo alquila para alguna fiesta, tenemos que arreglar la plaza y ver si pronto contamos con un centro para la tercera edad. Todo nos ha costado mucho, pero a fuerza de insistir, de pedir ayuda al municipio, de conseguir fondos, con los vecinos hemos hecho muchas cosas. Nosotros somos una comunidad organizada, unida y siempre ha sido así, por ejemplo, cuando tuvimos que hacer la cloacas, porque el barrio no las tenía, o cuando discutimos por la realización del cementerio parque Los Andes Memorial”.

Y las palabras de este hombre de 60 años pueden palparse al caminar junto a él por las calles del Foecyt: todo el mundo tiene algo que decirle, que pedirle o recordarle, todos tienen algo para hacer en la unión vecinal, lo que muestra la vitalidad de la institución.

Tal vez por eso, el Foecyt sigue creciendo como si fuera una barriada nueva.



El agua está en manos vecinales

Otra de las características del Foecyt es que ninguna de las casas tiene un tanque individual para reservar agua, porque fue creado como PH.

El suministro es proporcionado por dos tanques colectivos con motores eléctricos que bombean agua de una gigantesca cisterna de 50.000 litros.

Esto significa que para Obras Sanitarias el Foecyt es un solo usuario, a quién se le entrega el agua en bloque.

Por eso, cada vez que ocurre una rotura de los tanques o de los motores son los vecinos quienes deben responder por los daños.

Sin embargo, desde hace más de dos décadas los vecinos vienen bregando porque OSM y, más recientemente, el EPAS selle con una tapa dichos tanques a fin de evitar la contaminación del agua que toman los vecinos, porque la unión vecinal no tiene dinero para comprarlas.

Tanto la empresa de agua como el ente regulador aseguran que no les corresponde intervenir porque el Foecyt es administrador legal de los tanques.

Es decir, la única manera de actuar sería que los vecinos cedieran a OSM el manejo de los tanques. Sobre este punto, desde la unión vecinal indicaron que en asamblea comunitaria se decidió que ambos tanques quedaran en manos del barrio, porque desconfían de la efectividad de la empresa para acudir si hay algún problema. De todas formas, el agua es analizada periódicamente para controlar su nivel de pureza y hasta ahora no hubo inconvenientes.


Era una propiedad horizontal

El barrio fue tramitado en 1970 por la Federación de Obreros y Empleados de Correos y Telégrafos ( Foecyt), ante el Banco Hipotecario Nacional y para 452 familias, pero no como lotes individuales, sino bajo el régimen de propiedad horizontal (PH) . Esto fue así porque la ley de loteos de la época exigía una dimensión de 200m2 para levantar una casa, pero los terrenos no llegaban a los 187m2.

Por lo tanto, las estructuras de las casas fueron construidas por pares, y en lugar de calles se hicieron pasajes. Además, se planificaron una serie de espacios comunes, como el playón deportivo, un pozo séptico, los predios para la unión vecinal, la plaza, el centro de salud, el tanque de agua.

Sin embargo, la calificación legal de PH les imponía todos los reglamentos correspondientes a un edificio, al punto tal que si un vecino quería hacer una modificación a su vivienda tenía que pedir permiso al “consorcio”.

Por este motivo, en 1988, tras la intervención del Concejo Deliberante de Godoy Cruz, se cambió la denominación PH por la de casa individual.

Esta transformación del estatus legal de las viviendas también introdujo otras variaciones sobre los espacios comunes. Según la Ley de Loteos Clandestinos Nº5249, con la donación de ciertos terrenos para la plaza, la escuela o la unión vecinal, ya se cumplía con la exigencia de estos espacios.


La discusión con los vecinos
De este modo, el sindicato Foecyt retuvo para sí el resto de los terrenos, pero nunca pagó los impuestos correspondientes. Y es aquí donde surge la actual discusión entre los vecinos y la Comuna.

Según el presidente de la unión vecinal, Jorge Yunes, todos los terrenos comunes ubicados entre Chimbas, Punillas y Salvador Civit pertenecen a los vecinos, porque fueron pagados con el precio de las casas.

El Municipio insiste en que no es así, justamente porque los loteos fueron hechos de forma irregular. Por lo tanto, para zanjar deudas de tasas y legalizar la situación viene negociando desde hace años con el titular del gremio de los carteros, Ramón Baldassini, el traspaso a dominio público de algunas partes del terreno, como el que ocupan actualmente el centro de salud y el playón deportivo.

Según Rolando Nicolai, titular de la Dirección de Catastro de la comuna godoicruceña, “el sindicato Foecyt es el titular catastral de estos terrenos, es el propietario, pero nunca se comportó como tal, nunca pagó nada. Por eso, las donaciones al Municipio son con cargo, para compensar las deudas. El objetivo de la Comuna es que continúen siendo de uso comunitario, pero en la órbita que corresponde, de bienes de dominio público”.



Curva. Uno de los íconos del barrio es la curvatura de la calle Punilla, sobre la cual hay varios espacios verdes.

Sin tapas. Estos tanques hace años que están sin tapas, pero el agua es buena.


Institucional | Staff | Receptorías | Cómo Anunciar | Negocios Digitales | Contactos

© 2007 UNO GRAFICA. Todos los derechos reservados. Mendoza, Argentina