DiarioUno.com.ar
diariouno.com.ar | Edición Impresa | Mendoza Mendoza
Domingo 20 de Septiembre de 2009  
 Estado del tiempo
 
Buscador Ed. Impresa  
Buscador avanzado
Tapa Impresa RSS SMS

Aumentar tamaño Reducir tamaño Enviar por mail Imprimir nota
Mendoza

Mendoza produce 10 millones de alfajores por año para el turismo

Por eso, la baja de visitantes durante las últimas temporadas ocasionó que el consumo de este tradicional producto disminuyera el 40%. A la par, crece constantemente el mercado artesanal.
20-09-2009

Carina Pérez
cperez@diariouno.net.ar

En la provincia se producen cerca de 10 millones de alfajores al año, pero más de la mitad de ellos no son consumidos por mendocinos sino foráneas.

La elaboración de esta tradicional golosina está concentrada en el turista, que los compra a modo de recuerdo de su visita o los recibe arriba de un micro de larga distancia como parte de la vianda.

Sin embargo, en este último año el consumo ha bajado alrededor del 40% y los fabricantes principales del rubro no esperan una recuperación, sino más bien que la caída de las ventas se detenga.

Económicos o de alta gama, todos han sufrido el mismo problema. Desde la crisis del campo, nada fue igual para ellos.
Lucio Escorihuela, dueño de Ambi,que comercializa alfajores económicos de 32 gramos para dos grandes cadenas de supermercados locales y para las empresas Andesmar y Cata Internacional, indicó que “desde el año pasado comenzó la caída de las ventas, provocada primero por la mala temporada turística que tuvo Mendoza y después por la llegada de la gripe A, que empeoró mucho la situación”.

En medio de este panorama, su empresa ubicada en Guaymallén debió trabajar menos días, al punto que la semana empieza el día jueves.

Aun así, tiene una capacidad instalada para fabricar 5.000 alfajores por hora y en épocas de producción normal elabora cerca de 100.000 unidades por semana.

No muy lejos de esa realidad está Chocolezza, un empresa familiar que empezó fabricando chocolate pero luego se expandió haciendo alfajores. Su dueño, Rubén Juárez, explicó que sus clientes principales son aquellos visitantes que buscan un regalo de mayor calidad, porque sus alfajores no contienen conservantes, aditivos ni saborizantes de ningún tipo, lo cual los hace más caros y naturales.

Para Juárez, cuya fábrica elabora cerca de 12 mil unidades por día, la única manera de recuperar mercado es que mejore la circulación de turistas. “Nosotros nos movemos exclusivamente con las épocas turísticas, y este año la temporada fue muy atípica. Espero que esa atipicidad no se prolongue en el tiempo”.

Comparativamente, su competidor más cercano es La Cabaña, que produce 6 variedades distintas de alfajores y ha logrado identificarse como producto regional.

“A mí no me interesa vender en otras provincias, porque yo quiero que se identifique mi alfajor como alfajor auténticamente mendocino, por eso hacemos productos de alta gama, y por eso cada uno cuesta $ 3”, dice Carlos Smovir, dueño de la tradicional cadena.

En su opinión, los peores meses para el rubro fueron mayo y junio, para luego tener un leve repunte durante julio que aún se mantiene.



El valor nutricional de este alimento

Para la nutricionista Ana Araniti un alfajor ilumina los ojos de un niño. “Pero, ¿hemos pensado qué estamos ofreciéndole?”, se pregunta.

Según Araniti “es un alimento muy utilizado por los niños, que debe emplearse como un complemento alimentario”.

Se puede decir que es un producto higiénico, porque generalmente está envuelto, y además práctico, ya que es útil para consumir en los colegios en los recreos.

Prácticamente la mitad de su contenido son hidratos de carbono o azúcares. Por ello, la opinión pública considera al alfajor responsable del sobrepeso y obesidad en los niños que abusan de él.

Pero los azúcares son muy empleados en tecnología de los alimentos para obtener ciertas texturas en galletitas, tortas, chocolates y productos de confitería. También son empleados en la fermentación, como colorantes naturales (caramelo), para preservar mermeladas, licores jarabes y frutas, y para realzar el sabor. Todas estas funciones son utilizadas para producir una mejor estabilidad de los ingredientes”.


¿Qué es necesario hacer para conservar los alfajores?
nEn primer término, hay que observar la fecha de vencimiento.

nMantener en lugar fresco, seco y ventilado.

nNo se debe guardar con productos químicos.

nDebe mantenerse en temperaturas entre 10º y 25ºC.


¿Por qué es considerado un alimento?
Porque provee macronutrientes, hidratos de carbono, proteínas, grasas, y también micronutrientes, minerales y vitaminas
Además, como su contenido en azúcares es alto, lo es también su valor calórico.


El mercado artesanal

Si bien no hay registros precisos sobre la cantidad de alfajorerías que hacen el producto de manera artesanal, este segmento tiene un franco crecimiento, según indican desde la Dirección de Higiene de los Alimentos, que las autoriza para trabajar.

A diferencia de un producto industrial, que agrega conservantes, saborizantes y colorantes para su fabricación, el alfajor artesanal está hecho a mano y con materia prima natural.

Otra característica fundamental es el volumen de producción. Un emprendimiento exitoso puede llegar a producir algo más de 2 mil unidades por mes, frente a las 400 mil que se hacen para el mercado del alfajores económicos.

Una empresa líder en alfajores artesanales es Intihuatana, que desde Luján ha conquistado los exigentes paladares porteños y cordobeses, meca del consumo de esta golosina.

Intihuatana ofrece 14 variedades de alfajores, todos creados por la iniciadora de la empresa, María Celina Videla, en plena crisis del 2001.

Entre esas propuestas se destaca un alfajor de galleta de canela, relleno de dulce de manzana y un glaseado especiado, o para los amantes del chocolate, un alfajor de cacao con café relleno de dulce de lecho y ron.

Pero lo mejor de la propuesta, es que el alfajor pesa 180 gramos y está pensado para compartir, a modo de un “alfajotorta”.


El maridaje con el vino
Esta misma empresa es la que presentó en la Feria del Vino 2008, realizada en la Enoteca, la propuesta de comer un alfajor con un buen vino Malbec.

“Elegimos el tipo de alfajor de canela con dulce de manzana para presentar este maridaje y tuvimos mucho éxito, tanto que en varios hoteles y vinerías de Buenos Aires y Córdoba vendemos muchísimo esta combinación”, cuenta María, mientras su hija Gabriela nos apunta que los mendocinos todavía no se convencen de este maridaje.



34% de la población argentina consume alfajores. Las mujeres mucho más que los hombres.

De alta gama. Los alfajores destinado a los turistas son de excelente calidad.


Institucional | Staff | Receptorías | Cómo Anunciar | Negocios Digitales | Contactos

© 2007 UNO GRAFICA. Todos los derechos reservados. Mendoza, Argentina