economia - Alemania Alemania
lunes 04 de julio de 2016

Soros ve una crisis en los mercados por el Brexit

El millonario húngaro considera que el estallido es comparable a la crisis de 2007. El sistema bancario, a prueba.

El magnate George Soros consideró que la salida del Reino Unido de la Unión Europea (UE) desencadenó una crisis en los mercados financieros comparable a la de 2007 y 2008, en una intervención en el Parlamento Europeo (PE).

La victoria del Brexit en el referéndum "ha desatado una crisis en los mercados financieros solo comparable en severidad a la de 2007 y 2008", aseguró el también presidente de la fundación Open Society.

Soros aseguró que esta crisis ya se estaba desarrollando a cámara lenta, pero que el Brexit la aceleró y también puede que refuerce las tendencias deflacionistas ya predominantes.

Incide además en que la decisión británica de dejar la UE llega en un momento en el que la eurozona va retrasada en el proceso de recuperación global debido a unas políticas fiscales restrictivas y a la ortodoxia de los políticos alemanes que se oponen a que exista un presupuesto comunitario que pueda adoptar medidas contracíclicas.

Un nuevo desafío
Asimismo, Soros señaló que el sistema bancario, que ahora será de nuevo puesto a prueba, no se ha recuperado del todo de la crisis previa, al tiempo que criticó que el desacuerdo político e ideológico entre los Estados miembros haya impedido utilizar el Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE) como cortafuegos para los bancos y los bonos soberanos.

Aparte de la crisis financiera, Soros dice que el segundo peligro que ha agravado el Brexit tiene que ver con las crecientes "amenazas militares" a las que está expuesta la UE por sus enemigos externos, que podrían agravar además la crisis migratoria.

En este terreno, el multimillonario de origen húngaro también arremetió contra Alemania, concretamente contra la canciller alemana, Angela Merkel, por su decisión de abrir la puerta a los inmigrantes en un primer momento, un movimiento que, en su opinión, tuvo un "efecto llamada" y provocó un desbordamiento de las autoridades públicas ante la llegada de personas.

El gurú se mostró duro con las decisiones adoptadas por la Unión Europea desde entonces, desde la imposición de cuotas para distribuir entre los socios comunitarios a los demandantes de asilo, hasta el hecho de que Grecia se haya convertido en un campo de refugiados sin las infraestructuras necesarias.
Consideró que en este proceso la seguridad también se ha deteriorado y aseguró que "falta la confianza necesaria para que haya cooperación" y también los recursos financieros.

Más recursos
Según los cálculos del financista internacional, la Unión Europea necesita 30.000 millones de euros al año para lidiar con la crisis de refugiados tanto dentro como fuera de sus fronteras.

Esta financiación debería destinarse dentro de la misma Unión Europea a construir fronteras efectivas, condiciones de recepción adecuadas, procedimientos de asilo justos y oportunidades de integración, mientras que de cara al exterior debería servir para apoyar a los países que acogen a refugiados, así como a extender la educación o la creación de empleo en África y Oriente Medio.

Fuente:

Más Leídas