economia - Mendoza Mendoza
domingo 11 de junio de 2017

Soda Di Marco se mete de lleno en el negocio del agua mineral

Comparten la dirección de la firma, que comercializará este nuevo producto con el nombre de San Gabriel. Ya cuentan con una surgente en San Carlos para envasar en origen

Soda Di Marco fue fundada en 1942. Con una fuerte presencia en la distribución de soda a domicilio, a lo largo de los años, la empresa siempre fue sinónimo de innovación, modernización y profesionalización.

Hoy, bajo la dirección estratégica de Alejandro Rubio (socio gerente) y de Diana Córdoba (a cargo de los proyectos especiales), la compañía da un gran salto al ingresar al negocio del agua mineral. Este nuevo producto se comercializará en el mercado dentro de muy poco tiempo con el nombre de San Gabriel. "Siempre estamos buscando cosas por hacer", coinciden al unísono Alejandro y Diana.

–¿Cómo surgió la idea de ingresar en el negocio del agua mineral?
–AR: Fue una idea de mi mujer, Diana, que se ocupa de la visión estratégica de la compañía. Es ella quien marca el camino hacia dónde vamos y yo me ocupo del día a día. En este momento estamos avanzando con este proyecto, que está muy bueno, en Cápiz, departamento de San Carlos. El primer paso ya lo dimos al encontrar una surgente de agua y lograr las certificaciones necesarias. Ahora avanzamos hacia la construcción de la planta elaboradora e incluso ya compramos una máquina llenadora que instalaremos allí. Poner este proyecto en marcha es el objetivo que nos hemos propuesto cumplir en el corto plazo.

–¿Al mismo tiempo continuarán apostando al negocio de la soda, donde son líderes indiscutidos?
–DC: Si, por supuesto. Podemos hacer las dos cosas a la vez. Soda Di Marco es una empresa que ya tiene más de 70 años de vida. Es líder en el mercado de los productos que produce y comercializa con una fuerte presencia en el Gran Mendoza. Seguimos y seguiremos con la atención domiciliaria de soda como una prioridad, con la misma dedicación y atención artesanal de nuestros inicios, cuidando al cliente y a los colaboradores que llegan al cliente. Además, desde hace algunos años, incorporamos la comercialización masiva de todo lo que hace al servicio a empresas de frío y calor con bidones de agua retornables de 20 litros. Hoy esta unidad de negocios dentro de la empresa es muy importante. Es decir que continuamos con la venta tradicional de soda a domicilio, que es nuestro fuerte, y además atendemos a empresas que tienen necesidades distintas a la de nuestros clientes tradicionales. Hoy contamos con 5.500 máquinas de frío y calor en toda Mendoza.

–Desde que ustedes tomaron la conducción de la empresa siempre apostaron fuertemente a la inversión en tecnología...
–DC: Sí, es verdad. A lo largo de la vida de la empresa hemos logrado incorporar distintas herramientas de producción y tecnología que hoy nos permiten comercializar nuestros productos con una visión empresarial de largo plazo. Por ejemplo, hace 20 años, mi marido Alejandro compró una sopladora de pet para que nosotros mismos fabriquemos nuestros envases.
–AR: Hemos evolucionado mucho en los últimos años. La sopladora nos permitió producir nuestro propio sifón, nuestra propia botella de jugo y nuestro propio bidón descartable donde se envasa el agua. Hoy contamos con dos líneas de llenado con una capacidad de producción de 6.000 litros por hora de soda en sifones. No hay nadie en Mendoza que tenga esta capacidad de producción. También incorporamos una máquina que llena 500 bidones de 20 litros por hora. Somos líderes en esta unidad de negocios. Además, mi esposa Diana, como líder de nuestro equipo de calidad logró certificar normas de inocuidad alimentaria IRAM (BPM y HACCP). Se trata de un logro espectacular ya que somos los únicos en Mendoza, y me animaría a decir también en la Argentina, en lograr esta certificación que es una garantía insustituible para nuestros productos y otorga máxima seguridad de calidad a nuestros clientes. Y como la distribución domiciliaria sigue siendo el fuerte de nuestra compañía también incorporamos un moderno sistema de computación que nos permite estar comunicados en forma on line con nuestros vendedores lo que, a la vez, nos posibilita brindar una atención personalizada a nuestros clientes de una manera perfecta.

–Parece que nada detiene a Soda Di Marco....
–DC: Es que con Alejandro no podemos dejar de hacer. Hace tres años, cuando decidimos ingresar en el negocio del agua mineral, comenzamos a buscar una surgente de agua mineral en el Valle de Uco y ninguna colmaba nuestras expectativas. Pero la buscamos hasta que la encontramos. Ese fue el primer paso de este ambicioso proyecto ya que para poder rotular como agua mineral en el envase necesitábamos, sí o sí, envasar en origen. Ya tenemos todos los planos aprobados y realizados los estudios de impacto ambiental. Además, el producto ya cuenta con la aprobación del Gobierno como agua mineral y en el transcurso de este año vamos a comenzar a construir la planta de producción en San Carlos.

–¿Son conscientes de que en el negocio del agua mineral van a competir con compañías de nivel internacional?
–AR: Sí, totalmente y es algo que no nos asusta. Hemos recorrido el mundo antes de embarcarnos en este proyecto en San Carlos. Somos una Pyme y todo lo hacemos con recursos genuinos, pero tenemos muy claro cuál es el mercado que vamos a atacar.

Fuente:

Más Leídas