economia - Mendoza Mendoza
miércoles 15 de junio de 2016

Según un informe, el 50% de las Pymes sufre por las importaciones "liberadas"

El dato es de una encuesta hecha por la CAME. El 80% afirma que el esquema actual es una amenaza.

Dentro de un contexto económico en que el consumo cae mes a mes y las tarifas aumentan hasta 500%, hay otro factor que angustia a las pymes: la apertura de las importaciones, medida que tomó a fines del año pasado el gobierno de Mauricio Macri.

De un relevamiento hecho por la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) a más de 300 pymes, se desprenden dos datos llamativos. Por un lado, el 79% de empresarios aseguró que la apertura de las importaciones es una amenaza para su empresa; y por el otro, el 49,5% dijo que en el último trimestre se vio claramente perjudicado por esta política económica.

"Los productos provenientes del exterior, especialmente de los mercados asiáticos, reanudan las dificultades de la industria local", expresó el informe difundido el domingo por la Federación Económica de Mendoza (FEM).

Entre otras cosas, el comunicado hace foco en que el tipo de cambio del dólar quedó "planchado ante al aumento que tuvieron los costos de producción locales" y frente a ese escenario "la importación vuelve a ser conveniente".

Pero aclaró que "si bien la apertura de los últimos meses facilita la compra de insumos, piezas y maquinarias que no se fabrican en el país, perjudica a la mayoría de las industrias locales, que se ven complicadas para competir en precios con esos productos y son desplazadas del mercado en un contexto de fuerte caída de ventas".

Mirada de los especialistas
"Hay importaciones de insumos necesarios para la industria o de insumos que no se producen acá. Pero la estructura de distribución en Argentina es oligopólica; por eso, pensar en que la importación de un producto va a hacer que bajen los precios locales es un razonamiento equivocado, porque el que importa es el mismo que distribuye", explicó Roberto Roitman.

El economista Sebastián Laza, por su parte, opinó: "Lo que pasó en diciembre y enero pasados fue que se abrió del cepo cambiario y de importaciones. Se eliminaron las Declaraciones Juradas Anticipadas de Importación (DJAI). Pero no es que se abrieron indiscriminadas las importaciones, sino que es más fácil importar; los aranceles no cambiaron. En otras palabras: no es que haya una mayor apertura importadora con Macri, sino que hay una vuelta a la normalidad, la misma que había hasta antes del 'cepo' de Cristina".

Siguiendo los puntos que plantea el informen, Laza hizo especial hincapié en el valor del dólar: "Antes tenía un valor que protegía a la industria nacional; ahora el dólar está bastante atrasado y no la protege mucho. Al estar atrasado el dólar, es barato traer productos de afuera".

Roitman concluyó que "estamos en un mundo globalizado donde todos quieren vender y nadie quiere comprar, donde hay una ralentización de la economía mundial. Y elegir un modelo económico tiene consecuencias: nada es neutral".

Sectores más sensibles
Algunos de los rubros más perjudicados por las importaciones son el textil y el de bazar.

Adolfo Trípodi, presidente de la FEM, dio cuenta en el comunicado de su "preocupación por el impacto que pueda tener la apertura de las importaciones en el sector indumentaria" y recordó que "ese rubro es un gran generador de fuentes de trabajo en el país".
Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas