economia economia
domingo 20 de marzo de 2016

Prevén feroz demanda de los bonos argentinos

Oportunidad. Los analistas consideran que los papeles que lanzará el país para pagar a los fondos buitre tiene una tasa de interés atractiva

La banca de inversión Puente prevé una feroz demanda de los bonos que emitirá próximamente la Argentina para pagarles a los fondos buitres debido a la atractiva tasa que podrían obtener los inversores que se ubica en el 7,5% en dólares.

Así lo consideraron el flamante CEO del banco, Emilio Ilac, y quien a partir de ahora asumirá la posición de Chairman a nivel global, Federico Tomasevich, ante la decisión corporativa de impulsar una agresiva expansión en sus negocios para ser nexo entre la economía real y el mercado de capitales a nivel mundial.

Tomasevich dijo que resolver la cuestión de los holdouts es algo determinante para poder encarar la normalización de la economía y consideró que la agenda de la Argentina "cambió radicalmente" con el gobierno de Mauricio Macri por pretender una vinculación con el mundo distinta a la de Cristina Kirchner.

"La inminente emisión será sólo una etapa y esos bonos tendrán costos en términos financieros, pero el sobre costo que paga la economía argentina por el estatus actual de estar en una situación irregular es infinitamente mayor", explicó Tomasevich.

El banquero consideró que la emisión de los U$S12.500 millones no generará saturación en el mercado dado que la Argentina no coloca deuda desde hace muchos años y citó el ejemplo de la provincia de Buenos Aires, que recientemente emitió U$S1.250 millones al 9,37% anual con una suscripción que triplicó la oferta.

"Hay un apetito muy importante por invertir en activos financieros argentinos porque el resto del mundo está viendo que las tasas van a ir bajando y los que no entren en los actuales niveles de rendimiento difícilmente puedan encontrar ganancias similares en los próximos años", destacó Tomasevich.

La tasa que afrontó Buenos Aires no se consigue en ningún país de Latinoamérica, salvo Venezuela, por lo que los inversores que se sientan confiados con esta nueva administración de Macri se volcarán a invertir en bonos de largo plazo.

Tomasevich analizó que si los nuevos bonos soberanos dan una tasa del 7,5% tendrían una suscripción feroz y se mostró más esperanzado aún en un escenario con mejor nota para las emisiones argentinas, dado que hay fondos agazapados que entrarían al país a una escala elevada ante el nuevo rumbo económico.

La calificación irá mejorando

Sobre la mejora en la nota, advirtió el banquero que los cambios no son rápidos y habrá que esperar para llegar a una calificación óptima, pero aclaró, al mismo tiempo, que Argentina va hacia ello y agregó que si los actores económicos perciben eso, van a querer anticiparse al cambio de calificación.

Los bonos soberanos de la Argentina y Brasil tienen hoy por hoy casi el mismo rendimiento cuando la nota local es más negativa, pero responde a que los inversores están viendo que la calificación de aquí mejorará y la del vecino país, empeorará próximamente.

Tomasevich consideró que para la Argentina es clave encarar un plan de infraestructura feroz para poder ganar competitividad en el sector privado y en el público, porque no siempre se puede buscar competitividad vía tipo de cambio.

"Desde hace quince años no hay grandes inversiones en infraestructura y por ello hay déficit energético, logístico y fluvial, y esto si no se resuelve a través del mercado de capitales, no se puede resolver", sostuvo el flamante Chairman de Puente.

En relación al acuerdo con los bonistas el ex ministro de Economía Roberto Lavagna afirmó que el acuerdo alcanzado por el Gobierno nacional con los fondos buitre es malo, extremadamente caro, pero inevitable.

"Por una deuda de menos de U$S5.000 millones se emiten U$S12.500 millones de deuda", razonó Lavagna.

Fuente:

Más Leídas