economia economia
lunes 20 de junio de 2016

Pequeños y medianos comerciantes sostuvieron que les va "muy mal" por la baja en el consumo

Para explicar la "crisis" del sector comercial, el titular de la CAME señaló que para el Día del Padre los integrantes de la familia juntaron su dinero con el objetivo de comprar un regalo, mientras que en otros años entregaban un presente cada uno.

A los pequeños y medianos comerciantes de la Argentina les va "muy mal" por la caída del consumo y ya hablan de una "crisis" y pérdidas de empleo, según alertó este lunes Vicente Lourenzo, vocero de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME).

"Hay veces que a uno le va muy bien y veces que a uno le va muy mal, como ahora", dijo el empresario al recordar que durante los primeros cinco meses del año, el sector soportó una caída del 6 por ciento en sus ventas respecto a igual período del año pasado.

Para explicar la "crisis" del sector comercial, Lourenzo señaló que para el Día del Padre los integrantes de la familia juntaron su dinero con el objetivo de comprar un regalo, mientras que en otros años entregaban un presente cada uno.

"Hubo menores ventas en unidades. Eso significa que, como sucede en las épocas de crisis, los componentes del grupo familiar se unen como para regalar un presente en el Día del Padre, a diferencia de las épocas de esplendor", dijo.

Y en ese sentido, marcó diferencias con las "épocas de esplendor" para el comercio como aquellas registradas en 2006-2007 y 2010-2011 cuando hubo "picos muy fuertes de consumo" en las familias argentinas, que "superaron todo tipos de expectativas".

En tanto, la situación actual de "crisis" se asemeja más a las registradas en 2008 -en medio del colapso económico y financiero mundial- y 2014, cuando también hubo retracción en el consumo por la aceleración inflacionaria tras la devaluación registrada a principios de ese año.

El vocero de la CAME dijo que "el nivel de desocupación va aumentando, de a poco va a aumentando", debido a un fenómeno en el que los locales comerciales que cierran no se reabren en forma rápida.

"En las principales arterias se ve cada vez más seguido locales que están vacíos. Por lo tanto, eso es señal de crisis", dijo el vocero de la cámara empresaria en declaraciones a radio El Mundo después que se conociera que las ventas por el Día del Padre cayeron un 7,5% anual.

Sobre el cierre de comercios, Lourenzo explicó que los propietarios de los locales están exigiendo para renovar los contratos de alquiler el equivalente en pesos a la misma cantidad de dólares que habían firmado en 2013, por lo que los comerciantes deciden bajar sus persianas en forma definitiva.

Fuente: NA
Fuente:

Más Leídas