economia - Mendoza Mendoza
viernes 08 de abril de 2016

Parece que se cae el decreto que exime del impuesto a los vinos espumantes

"Si bien son trascendidos, son trascendidos de buena fuente que no se renovaría la exención", aseguró Sergio Villanueva, gerente de la Unión Vitivinícola Argentina, en conversación con Radio Nihuil.

La exención impositiva que beneficia al sector de los espumantes viene generando debates y polémicas en las últimas semanas entre los sectores productivos de los oásis mendocinos, con el epicentro de la queja radicada en el Este de Mendoza.

Ahora, parece que se cae el decreto que exime del impuesto a los vinos espumantes.

"Si bien son trascendidos, son trascendidos de buena fuente que no se renovaría la exención. Lo cual deja dos alternativas", aseguró Sergio Villanueva, gerente de la Unión Vitivinícola Argentina, en conversación con Radio Nihuil.

"La primera es volver a presionar al Ejecutivo para que vuelva a prorrogar. Y la segunda es sacar una ley, que tiene media sanción, pero tampoco es un tema que se puede hacer de un momento para el otro. Nuestra postura sería prorrogar por algunos meses la excención y lograr la sanción definitiva a través de la ley. Ambas condiciones no están aseguradas, lo cual torna este tema de alta peligrosas para el sector", afirmó.

Si se cayera, Villanueva afirmó que las "bodegas comenzarían a tributar a partir de mayo nuevamente el impuesto" y el aumento no menor al 12 por ciento "se iría no menos del 15 o 16 por ciento de aumento en los vinos" que directamente lo sentiría el consumidor.

Eso podría derivar en una baja en las ventas en un sector que ha tenido un crecimiento importante en comparación con el resto de los vinos.

"Sin duda", afirmó Villanueva. "Va a los segmentos jóvenes, que aumentó su consumo. Obviamente es un camino a seguir, y es una mala noticia para los productores, por eso cuando algunos legisladores mendocinos de que la exención no se renovara, es un tema de victimización muy dañino porque esas voces llegan al gobierno nacional. La vocación de víctima es la mayor de las perezas intelectuales. Para Mendoza eso va a sacar una cantidad de dinero muy grande que no va a ingresar y que no va a ir otro sector vitivícola y vamos a perder", detalló.

"Seguramente las entidades pedirán audiencias con el Ejecutivo para tratar de revertir esta situación. También hay una movilización planeada al Congreso", cerró.

"Tengamos cuidado porque la ley de impuestos internos puede ser presionados por otros sectores y puede extenderse gravar a otros productos para la industria vitivinícola, lo cual sería catastrófico para Mendoza y para la vitivinicultura. Pero si nosotros como Provincia no actuamos rápidamente y seguimos teniendo voces que creen que hay que castigar al que vende, esto se va a producir. También tenemos que desmitificar para siempre de que el espumante es un bien suntuario", cerró.

Embed

Embed

Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas