economia economia
miércoles 17 de mayo de 2017

"Nuestra tarea es ayudar a los dueños de las empresas a apagar los incendios"

Carlos Charré, ex ejecutivo, reconvertido en un exitoso asesor, asegura que los particulares deben entender que no todo se le puede pedir al Estado. "Hay niveles de deficiencia gerencial en el sector público y privado", dice.

Carlos Charré fue gerente de la multinacional Nobleza Piccardo (British American Tobacco) durante 18 años. Luego, por un período de 12 años, se desempeñó como CEO de una importante empresa vitivinícola, asociado con importantes inversionistas extranjeros vinculados al negocio del tabaco. También conoce de cerca el negocio de las finanzas ya que fue gerente de una financiera y de un banco de capitales nacionales.

Toda esta experiencia lo convierten hoy en una voz más que autorizada para asesorar a empresas desde la consultora Charré. Tanto su know how como su expertise business lo avalan para hablar de negocios y su simpleza y claridad de conceptos constituyen un verdadero valor agregado.

–¿Que están haciendo en la consultora que dirigís?
–Nuestra actividad de consultoría nació de la necesidad de aportar nuestra experiencia en la solución de alternativas coyunturales y también estructurales que a diario se les presenta a las organizaciones existentes y aquellas que recién arrancan. Ayudamos a los dueños de empresas y particulares a apagar incendios. Brindamos nuestro diagnóstico luego de un detallado estudio de la situación y, después, el dueño de la empresa decide que camino le conviene tomar. También, en el caso de conformación de nuevas sociedades, instrumentamos todo lo concerniente a lo legal y contable y de ser necesario, administramos tales sociedades. Además, en nuestra consultora contamos con un área de arquitectura y construcción, donde se planifica desde locales hasta casas, bodegas y edificios. Se hace todo lo que conlleva a esta área de servicios.

–¿Cómo estás viendo la situación económica del país?
–En nuestro país siempre hubo dificultades para el inicio o prosecución en el desarrollo de una empresa, ya sea Pyme o de mayor magnitud. Existen paradigmas, pero la mayor dificultad está en uno mismo. Las barreras las crean las mismas personas, generando una desorganización que el dueño de la empresa no puede o no sabe abordar.

–¿Como considera la actual situación de las empresas y el nivel de inversiones?
–Hay un mejor clima que se está dando de a poco. Pero también es vital optimizar lo que está vigente. Es decir hay que trabajar en mejorar los parámetros productivos y optimizar la rentabilidad de las empresas. Esto debe ser una prioridad.
De nada vale que vengan más inversiones, que obviamente estarán a cargo de gerentes argentinos, que muchas veces no son los más idóneos, si no se tiene la suficiente visión de hacia dónde se va y cómo ir. Los particulares deben entender que no todo se le puede pedir al Estado: hay niveles de deficiencia gerencial.

–Y entonces ...
–Ser gerente de una empresa no es una tarea menor, ya sea pública o privada. Y donde más se nota la falencia es en el sector público. Ahí debe estar el foco de los gobernantes. Hoy por hoy, se pone al frente de una empresa u organismo del Estado a fulanos, profesionales en muchos casos, que por amiguismo o militancia partidaria están ahí: médicos, ingenieros, contadores, que con buena voluntad aceptan el desafío, pero no saben gerenciar. Y lo digo con todo respeto porque tengo conocidos que ejercen esas funciones. Pero reitero: la idoneidad es la clave del éxito.

–¿Esto también está ocurriendo en el sector privado?
–Sí, pero la diferencia es que en este caso se advierte más y las decisiones, en virtud de resultados adversos, se adoptan con mayor celeridad. El empresario a veces, no siempre, toma cartas en el asunto y reestructura la empresa hasta dar en la tecla con quien tenga el perfil ideal .

–Se trata de capacidad de gestión...
–Capacidad de gestión muchas veces es lo que falta. No quien está metido todo el día en la empresa es el más eficiente. No se trata de cantidad de horas, si no de calidad del tiempo productivo. Advertimos, ejecutivos, funcionarios de primeras y segundas líneas de distintas organizaciones muy agobiados, cansados y con elevados niveles de stress. Todos por unanimidad te responden ante la pregunta de cómo vá?, "con mucho trabajo", te responden. Y eso está mal! Planificar, consensuar, saber escuchar, ver, compartir, deben ser funciones primordiales para lograr llegar a buen puerto. Si no se sabe compartir, y escuchar al que brinda sugerencias o ideas superadoras, estás en serios riesgos de sucumbir.

–¿Qué le dirías a quien recién está dando los primeros pasos en la actividad empresaria?
–Que sean creativos y flexibles ante la demanda de los clientes. Crear una empresa es fácil, lo difícil es que sobreviva.

–¿Pasó por tu en tu mente incursionar en empresas del Estado?
–Es una asignatura pendiente en mi trayectoria. Podría hacer un aporte de conocimiento y gestión en empresas del Estado. Si me llaman lo analizaré.

Perfil
Estudió Ciencias Económicas en la UCA. Acredita un Post Grado en Marketing y Dirección Estratégica en la Universidad de Congreso. Tiene una Maestría en Comercio Exterior de la UNCuyo. Trabajó en el Banco Agrario y ocupó la gerencia de British American Tobacco. Fue CEO y gerente General de Ambrosía de Tupungato. Es socio Gerente de Solares de Cuyo, firma que se especializa en negocios vitivinícolas.
Fuente:

Más Leídas