economia - inflación inflación
lunes 23 de mayo de 2016

"Nada impacta más que la fluctuación del tipo de cambio"

Para Carlos Zarlenga, el presidente de General Motors Argentina la crisis en Brasil y la inflación son las principales preocupaciones en el corto y mediano plazo. "En esta industria los proyectos son todos a 12 años", asegura.

Por Sandra Cicaré

La evolución de la inflación y la crisis en Brasil son las variables que mira con más atención General Motors, la automotriz que invirtió U$S740 millones en el desarrollo del nuevo Chevrolet Cruze, su nuevo vehículo global que se fabricará en la Argentina y que se presentó formalmente recientemente.

"Nuestra industria opera mucho mejor con estabilidad de variables y previsibilidad", dijo el presidente de GM Argentina. "Si se planea una evolución de costos y precios basada en una determinada inflación y hay cambios, no es bueno", explicó. Pero también consideró clave el proceso de integración regional.

"Cuanto mayor integración y localización tengamos a nivel Mercosur, es un mejor negocio. Nada impacta más en el resultado financiero que la fluctuación del tipo de cambio", dijo.

El ejecutivo está convencido de que en el segundo semestre de este año, el comportamiento de los indicadores económicos de Brasil serán mejores que en la primera mitad, pero sobre la evolución de precios en el mercado doméstico argentino, sólo se maneja en el terreno de las expectativas. También asegura que la generación de nuevos puestos de trabajo dependen exclusivamente del éxito del nuevo producto y del mercado del vecino país.

–¿Cómo pretenden posicionarse con este nuevo producto en el mercado?
–Hemos hecho el plan de negocios de este auto para liderar el segmento C que es entre 10 y 15% de la industria, depende de cómo se mire, tanto en Argentina como en Brasil. En números exactos dependerá de la industria. Puede fluctuar, pero vamos a tener una participación mayoritaria en el 10% de la industria agregada entre Argentina y Brasil.

–Con los niveles actuales de la industria, ¿de qué número se trata?
–Creo que vamos a estar anualmente, de entrada, arriba de las 65.000 a 70.000 unidades sumando ambos mercados, Argentina y Brasil, y si éste último empieza a crecer, probablemente más. Somos optimistas de cara al futuro.

–¿Cómo les impactó en el negocio la modificación de la política económica en la Argentina?
–Primero la eliminación de las retenciones a las exportaciones, la unificación del tipo de cambio, la normalización de la compra y venta de divisas, el acuerdo con holdouts o la eliminación de las declaraciones juradas anticipadas de importación (DJAI), creo que son pasos importantes porque normalizan 100% de nuestra actividad. Los dos grandes temas a resolver son el crecimiento y la inflación. El tercero está por fuera de la injerencia del gobierno que es la reactivación de Brasil. Son temas fundamentales para nuestro futuro.

–¿Qué expectativas tienen sobre el mercado brasileño?
–La segunda mitad del año va a ser mejor que la primera mitad. Estimamos 2 millones de unidades como industria total para Brasil. Creo que eso se puede superar y estar en un número más alto. Cuánto, no lo sé. Pero no me sorprendería una industria de 2,3 a 2,4 millones de unidades en la segunda mitad del año en total. Yo me desempeño como vicepresidente de Finanzas para toda América del Sur, incluyendo Brasil, para la compañía, de modo que me preocupa mucho la operación del negocio de toda la región y el mercado brasileño es fundamental. Desde el punto de vista de la Argentina, es fundamental ver qué ocurre allá para exportar este vehículo que estamos haciendo en Alvear.
Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas