economia economia
domingo 03 de abril de 2016

Los vinos de Mendoza cosechan más medallas

Para exigentes. Caldos de Santa Julia, la Rural y Estancia Mendoza, entre otras bodegas locales, se lucieron en París y Nueva York

Los vinos argentinos (muchos ellos mendocinos) siguen cosechando reconocimientos por el mundo entero. Ahora los caldos que compitieron en los concursos Vinalies de París (Francia) y Finger Lakes IWC en New York obtuvieron muy buenos resultados.
El dato es por demás significativo si se tiene en cuenta que estos concursos tienen una marcada incidencia en los mercados de Europa y América del Norte, que están en franco crecimiento y en la búsqueda de nuevos productos.

La Vinalies de París
En esta competencia el vino Trapiche Iscay Syrah Viognier 2012 obtuvo una medalla de oro. Y 15 caldos más de la Argentina consiguieron una medalla de plata. En la lista se encuentran, entre otros, Santa Julia Reserva Malbec 2015, Santa Julia Reserva Malbec Cabernet Franc 2015 y Canciller Reserva Chardonnay 2015, de Bodega Estancia Mendoza).
Entre las 160 personalidades que integraron el jurado sólo estuvo presente un mendocino: Raúl Castellani quien ya ha participado en 679 concursos desde 1978 como jurado internacional.
Participar (y ganar) una medalla en este concurso tiene un doble mérito: los vinos que ganaron premios en esta competencia son los que quedarán catalogados entre los mejores del mundo en el World Wine Ranking 2017.

La Finger Lakes IWC
En esta muestra los vinos argentinos obtuvieron 52 premios: 6 fueron doble medalla de oro, 7 medalla de oro, 28 de plata y 12 de bronce.
Los mendocinos Raúl y Leandro Castellani formaron parte del jurado.
Las doble medallas de oro (se consiguen solamente con más de 94 puntos) fueron para los siguientes vinos: Rutini Malbec 2014, de La Rural; Santa Julia Reserva Malbec 2015, Alambrado Malbec Tempranillo 2015 y Alambrado Gran Selección Malbec 2014, de Bodega Santa Julia; Broquel Malbec 2014, de Trapiche y Luna Roja Syrah 2014, de Ricardo Nicolás Gabardós.
Estos reconocimientos son muy importantes para las bodegas mendocinas. Es que con un mercado interno que no tiene espacio para crecer -según sostienen algunos entendidos en la materia- las mayores oportunidades se dan en los mercados externos.
Y para ingresar a ciertos mercados es clave la opinión de los líderes de opinión en materia vitivinícola que participan de los mismos.
Fuente:

Más Leídas