economia economia
jueves 05 de enero de 2017

Las ventas de insumos para la construcción cayeron más de 15% en 2016

Según el denominado "Indice Construya", diciembre último reflejó una baja de 12,6% con respecto a igual mes de 2015, pero con relación a noviembre de 2016, hubo una suba desestacionalizada de 6,29%.

Las ventas de materiales para la construcción registraron una caída del 15,1% en 2016 respecto del año anterior, informó hoy el Grupo Construya, que conforma las empresas líderes del sector.

Según el denominado "Indice Construya", diciembre último reflejó una baja de 12,6% con respecto a igual mes de 2015, pero con relación a noviembre de 2016, hubo una suba desestacionalizada de 6,29%.

Ese indicador mide la evolución de los volúmenes vendidos al sector privado de los productos para la construcción.

Entre esos insumos, se encuentran: ladrillos cerámicos, cemento portland, cal, aceros largos, carpintería de aluminio, pisos y revestimientos cerámicos, adhesivos y pastinas, pinturas impermeabilizantes, sanitarios, grifería y caños de conducción de agua.

El Índice Construya registró en noviembre un descenso de 3,99% desestacionalizado respecto a octubre del 2016, que comparado con la suba de diciembre, podría ser una señal de que la actividad habría encontrado su punto de inflexión.

Otro dato que podría presagiar alguna mínima recuperación es que las ventas de insumos de las empresas del Grupo se ubicaron 20,2% por debajo de las registradas en noviembre de 2015, una caída mayor a la de diciembre, que muestra una desaceleración en la caída.

En los once primeros meses del año el Índice Construya había acumulado acumuló una caída de 15,3% en comparación con el mismo período del año anterior, que también es menor a la de diciembre.

Según el portal los empresarios y desarrolladores mantienen buenas perspectivas en los mercados residenciales y de oficinas, al sostener que se han concretado varias operaciones, sobre todo con créditos en UVA y financiación genuina de los desarrollos, aunque siguen las dudas por si el Sinceramiento Fiscal derramará en gran medida en los inmuebles.

El análisis sostiene que la situación de diciembre pasado, comparado igual mes del 2015 y del 2014, permiten ser optimistas a los protagonistas del Real Estate, sobre todo, porque existe la convicción de que lo peor parece haber pasado, y que para 2017, las expectativas son otras y se espera que sea el año del despegue tras cinco años nada buenos en relación a los anteriores en donde hubo crecimiento en obras y comercialización de los proyectos y casas.
Fuente: Noticias Argentinas

Más Leídas