economia - Brexit Brexit
lunes 18 de julio de 2016

Las letras del Banco Central son una buena opción para el ahorrista

Economistas especialistas en finanzas recomiendan las denominadas Lebacs como una alternativa sin riesgo para invertir.

La denominada especulación financiera parece ser una cuestión difícil de comprender y hasta lejana.

Algo del mundillo mágico de los economistas que está fuera del alcance del ciudadano común. Pero no es tan así. Cuando una persona decide qué hacer con sus ahorros de forma tal que puedan generarle dividendos, está especulando.

Ya adentrados en el segundo semestre, con las nuevas perspectivas económicas y quizás con algo del aguinaldo aún en la cuenta del banco, usted puede pensar qué hacer con esos ahorros y convertirse, tal vez, en un pequeño inversor.

Supongamos que tiene un capital inicial de $10.000 que logró juntar y hacer que sobreviva a las cuentas que pagar, a la factura del gas y las salidas con los chicos en las vacaciones de invierno. Si cuenta al menos con ese dinero inicial, puede hacerlo rendir con diferentes inversiones aptas para todo público.

Diego Martínez Burzaco, economista jefe de Inversor Global, dice que, aunque lo más tradicional es el plazo fijo, este tipo de inversiones no está rindiendo tanto. "Están por debajo de la inflación, pero lo que tienen a favor es que no se corre ningún tipo de riesgo", explica el especialista, quien sugiere que si se va a optar por este tipo de ahorro, que se lo haga en un plazo de 60 días. "No me iría mucho más que eso porque las tasas pueden ir cambiando de acuerdo a la inflación", agrega.

Sin embargo, para el economista Sebastián Laza, el plazo fijo es una buena alternativa. "Si hablamos de una inversión puramente financiera, creo que sigue conviniendo, por ejemplo, antes que comprar dólares. El 27% anual es superior a la tasa de devaluación esperada", señala.

El Banco Nación, por ejemplo, da una tasa del 25,75% en plazos fijos hechos a través de la banca electrónica, es decir, por internet. Así, si se depositan $10.000 a 60 días, al cabo de ese plazo se acreditarán en su cuenta $10.423,39.

Otra de las opciones para pequeños inversores son las letras del Banco Central, más conocidas como Lebacs. Se trata de deuda que emite la entidad para absorber pesos del mercado, pero que pagan intereses mayores que un plazo fijo.

"No es para nada difícil hacer esta operación, lo único que le puede quitar rentabilidad es la comisión que cobra el intermediario que puede ser del 0,5% del monto invertido. Al inversor le queda alrededor del 28% y no hay riesgo. El BCRA tiene la capacidad de emitir pesos siempre, por lo que el incumplimiento del pago de la deuda está descartado. Se puede hacer a través de cualquier banco en el que se tenga cuenta o mediante un agente de Bolsa, no es algo difícil", explica Burzaco. Laza también coincide en que las Lebacs son una opción apetecible.

"Hoy con $10.000 o más podés hablar con un agente de bolsa y comprar libras esterlinas que han caído por el Brexit o papeles de la Bolsa", apunta.

Con el ladrillo "se pierde liquidez"
Otra de las opciones que ofrece el mercado financiero son los fondos comunes de inversión.
Diego Martínez Burzcaco, especialista en finanzas, apunta a estos fondos como una tercera chance.

"Uno invierte en una cartera con diferentes niveles de riesgo y eso se puede hacer por el Home Banking, es práctico, podés acceder a partir de los $2.000", comenta. Correr riesgo significa que si caen las acciones de aquello en lo que se puso dinero, se puede no obtener renta o perder algunos pesos.

Para el economista Sebastián Laza, con $10.000 también se puede arrancar una pequeña inversión y comenzar a pagar un lote. "El ladrillo se mantiene porque cotiza en dólares, nunca perdés poder adquisitivo. Pero lo que sí perdés es liquidez, porque no tenés la plata disponible en cualquier momento", explica.

-Adquirir mercadería. Si se tiene una pequeña suma de dinero, la opción de adquirir productos no perecederos es siempre viable para ganarle a la inflación, por lo menos, por el momento.
-Más que el plazo fijo. Comprar Lebacs es una inversión segura que rinde a los 35 días. Genera más intereses que el plazo fijo y los financistas lo recomiendan antes que otro tipo de operaciones en el mercado.
Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas