economia - Córdoba Córdoba
domingo 01 de octubre de 2017

La fiesta de la cerveza más grande del mundo en Argentina

Se viene la OktoberFest, una celebración que se realiza en Munich y en la que asisten cada año más de 5 millones de personas.

Elf estejo también tiene su pata local en la provincia de Córdoba en Villa General Belgrano, donde cada año asisten miles de argentinos.

Pero para los que no tienen como viajar, también hay empresas como BevyBar que vende cervezas exclusivas del festival alemán.

Diez cosas para hacer en la OktoberFest argentina

1. El desfile de apertura: Todos esperan el espectáculo preparado por la comunidad local, donde desfilan las mujeres, los niños, el intendente (enfundado en un traje tradicional), los queridos salchichardos (los perros tradicionales de la región), los representantes de la comunidad española, suiza, alemana, austriaca, rusa, entre otras, siempre acompañadas de la música tradicional del acordeón, trombón, trompeta, saxo y clarinete.

2. Rocktoberfest: Con el aniversario del rock nacional, se montará un espectáculo conmemorando los 50 años de la música rock argentino. Habrá presencia de dos bandas de Mendoza y la sinfónica de Córdoba.

3. Disfrutar la comida: Uno de los mejores lugares para encontrar una salchicha Frankfurt es la villa cervecera, lo cual se puede acompañar con un leber-wurst, o un chucrut.

4. Destape de barriles: Lo que suele marcar el inicio de la noche. Los chorros de cerveza son perseguidos por los invitados en la búsqueda de la buena fortuna.

5. Obtener un Chop: Los tradicionales frascos de madera, de tradición alemana son todo un emblema en el Oktoberfest, existen de todos diseños y conmemorativos de infinidad de personas, regiones o acontecimientos.

6. Probar cervezas internacionales: Es justo la fecha y el momento para deleitarse con productos exportados, elaborados de manera artesanal y con la calidad premium que la caracteriza.

7. Visitas guiadas: en las fábricas de la región, para conocer el proceso de preparación de la cerveza artesanal. Habrá talleres que explicarán el paso a paso para confeccionar esta bebida de dioses y reyes.

8. Actividades culturales: Aptas para toda la familia, ya sea con los artistas y grupos arriba del escenario, como las actividades reservadas para crear e imaginar.

9. No olvidarse de lo dulce: Así como los mangares salados, el festival es famoso por sus delicados platos dulces, entre los más populares se encuentran la Selva Negra y el Apple Strudel.

10. Baile tirolés: Ahora bailas porque bailas, entrada la tarde, todo asistente a la fiesta más representativa de Villa General Belgrano, pone los pies en la tierra y se integra a los divertidos pasos.

Las cervezas elegidas para festejar

En Alemania, sólo las cervezas que se elaboran dentro de Munich desde el mes de octubre hasta marzo pueden ser llamadas de estilo Oktoberfest y usar este nombre en su etiqueta.

En el caso argentino, no solo se puede conseguir cerveza alemana en la OktoberFest, hay tiendas especialziada como BevyBar donde se puede encontrar la única cerveza Oktoberfest de Munich que se vende en el país, la Spaten Oktoberfest, también conocida como Festbier.

Es una cerveza oriunda de la cervecería Spaten Franziskaner Bräu de Munich, la primera de estilo Oktoberfest del mundo. Su color es dorado y su sabor tiende a ser maltoso con un dejo dulce, pero en su versión Dark suele tener gusto a malta tostada, como de galletita de agua y caramelo. Desde 1516 su receta está establecida por la Ley de Pureza Alemana, conteniendo únicamente 3 ingredientes: agua, cebada y lúpulo (más tarde se le sumó la levadura) La materia prima de esta cerveza, incluso el agua pura que se usa, proviene de campos de Bavaria y Hallertau.

La historia de una tradición mundial

La tradición se remonta a 1810, cuando un casamiento real tuvo a la cerveza como principal bebida. Tan grande fue el festejo que se convirtió en una tradición anual. Cada año, durante 16 días terminando el primer domingo del mes de octubre, se festeja el Oktoberfest, Como parte de este festejo que se convirtió en tradición, la gente viste un sombrero verde en el que adhiere los pins metálicos de cada cervecería, hasta que ya no quede espacio disponible.


Fuente:

Más Leídas