economia economia
jueves 12 de octubre de 2017

Fuerte mensaje del sector empresarial: "Hay que superar la grieta"

Gastón Remy, presidente del encuentro de los hombres de negocios que se realiza en Mar del Plata, instó a sus pares a involucrarse y comprometerse con el desarrollo del país

Aquí está puesta toda la atención del mundo empresarial y político argentino. Aquí comenzó anoche, inaugurado por la gobernadora María Eugenia Vidal, el 53° Coloquio de IDEA (Instituto para el Desarrollo Empresarial de la Argentina). Y a nadie escapa que las elecciones legislativas que se llevarán a cabo nueve días después marcarán también el ritmo del evento.

Para los ejecutivos el reclamo actual es el de salir de la lógica del cortoplacismo para discutir sobre cambios estructrurales que llevarán años, pero que servirán para encausar al país hacia los valores necesarios para iniciar un sostenido período de crecimiento. Con este objetivo, los hombres de negocios armaron una agenda de temas que consideran esenciales para presentar ante el resto de los actores sociales, con el fin de movilizar el cambio de paradigma y terminar con la lógica binaria de la grieta.

Minutos antes de la apertura formal del Coloquio, Diario UNO tuvo un mano a mano con el presidente del 53° Coloquio de IDEA, Gastón Remy, CEO en Argentina de la multinacional petroquímica Dow, que emplea a 3.800 personas en el país, 1.500 en forma directa y 2.300 en forma indirecta en sus tres plantas productoras de Buenos Aires.

–¿Qué objetivo persigue el encuentro este año?
–El "nos", que es consigna este año, tiene mucho de primera persona del plural, de interpelación y mirada a nosotros mismos. No sólo del rol del empresario, sino también del de ciudadano, individuo y líder. Con un agregado fundamental: el reconocimiento de que en este momento de la Argentina el partido no se puede mirar desde afuera, de la tribuna, sino que hay que jugarlo adentro de la cancha.

–¿Y qué pasaba antes entonces?
–Yo creo que hubo mucha pasividad del mundo de los empresarios durante mucho tiempo y hoy hay claramente un espíritu de protagonismo, como también de poder transcender nuestros intereses más propios para tener una mirada de construcción colectiva. Desde el coloquio tratamos de escaparnos de la mirada binaria, es decir, no centrarnos en los dos años del gobierno de Macri o en los últimos 12 del anterior, sino focalizarnos en que hubo años de estancamiento y de ir para atrás en cuanto a lo político, económico, social e institucional.

–¿Hubo pasividad de los empresarios?
–La transformación es para hacernos cargo los empresarios de que llevamos siete décadas de franca caída o de decadencia del país. Hay un punto que te hace mirar y decir que algo no está funcionando. Algún paradigma tenemos que tener para salir de la decadencia. Es bastante profundo y busca elevar la discusión.

–¿Cuáles son los temas centrales de la agenda que propone este año IDEA?
–Hay que salir de la lógica del cortoplacismo para discutir sobre cambios estructrurales que llevarán años, pero que servirán para encausar al país hacia los valores necesarios para iniciar un sostenido período de crecimiento. Con este objetivo hemos armado una agenda de temas que se consideran esenciales para presentar ante el resto de los actores sociales, con el fin de movilizar el cambio de paradigma y terminar con la lógica binaria de la grieta. Y ahí aparecen puntos claves como la ética en los negocios, la independencia de la Justicia, la transparencia en los actos de gobierno, el financiamiento de la política, la lucha contra la corrupción, la modernización del empleo y la inserción del país en el mundo.

–De un año a esta parte, ¿qué cambios observan en la macroeconomía?
–Se empiezan a ver señales de que la economía ya está en movimiento. También hay una madurez y un entendimiento de las cosas que hay que atacar. Desde nuestro lugar, desde el coloquio, queremos aportar a esas discusiones de fondo, enriqueciéndolas con el punto de vista de personalidades de distintos espacios y sectores. Por ejemplo, hay paneles de empresarios que están empezando, como el de Iguana Fix, y por otro lado, están Paolo Rocca y Marcos Galperin. También hay protagonistas del mundo político y sindical.
El año pasado, el 57% de los empresarios dijo, en la encuesta habitual que se difunde en el encuentro, que pensaba aumentar la inversión.

–¿Eso se cumplió o quedó en la nada?
–En cuanto al optimismo, todos estamos recibiendo indicadores que muestran que la mayoría de los sectores está en crecimiento y la economía está empezando realmente a crecer. Hay muchas inversiones que están en carpeta. Los procesos de inversión, ya sea de compañías nacionales o internacionales, llevan tiempo. Pero una vez que se lanzan, arrancan y son una bola de nieve positiva. Hay temas de fondo que hay que ir trabajando, como la reforma impositiva y la discusión sobre cómo vamos a lograr generar empleo sustentable. Hay buenas señales, lo cual te hace ser optimista.

–¿Cuándo piensan que esos números, optimismo e inversiones se vana transformar en empleo de calidad formal?
–Hay indicadores que ya empiezan a mostrar un crecimiento en el trabajo formal. Parte de los ejes estratégicos tiene que ver justamente con la creación de empleo. Hay algunos sectores, como el campo, que avanzan mucho más rápido que otros. Me parece que en el balance final la apuesta debería ser sentar las bases sólidas que prevean un crecimiento quizá no en forma de serrucho, pero sólido en el tiempo.
Fuente:

Más Leídas