economia economia
jueves 31 de marzo de 2016

Exportadores de carne alertan de una fuerte evasión que limita la expansión

Así lo planteó el Consorcio de Exportadores de Carnes Argentinas (conocido como ABC) al plantear que la cadena tiene informalidad impositiva, sanitaria, comercial, previsional y ambiental.

Los exportadores de carne vacuna advirtieron que la elevada informalidad en la cadena productiva limitará la expansión, y denunciaron que la evasión fiscal en el sector alcanza los 1.080 millones de dólares.

Así lo planteó el Consorcio de Exportadores de Carnes Argentinas (conocido como ABC) al plantear que la cadena tiene informalidad impositiva, sanitaria, comercial, previsional y ambiental.

"Eso constituye la verdadera barrera para la llegada de nuevas inversiones en la producción y en la industria, impidiendo que la cadena de valor exprese todo su potencial económico. Y perjudica la creación de empleos, mayores recursos para el estado y mejores productos para la población", dijo ABC.

Según los exportadores, la cadena bovina enfrenta una oportunidad única para su desarrollo que podrá aprovecharla sólo si se soluciona el eterno problema de la evasión.

Mario Ravettino, presidente de la entidad, dijo: "Entendemos que este es el momento perfecto para que el Gobierno adecue las reglas y haga el control necesario para que los actores de la cadena las cumplan".

Ravettino consideró que tras "años de políticas públicas equivocadas" las recientes medidas como la eliminación de retenciones, adecuación del tipo de cambio y remoción de barreras a la exportación servirán para reubicar al sector en la senda de crecimiento.

Pero insistió en que la informalidad del sector está dada por la existencia de "actores inescrupulosos" en toda la cadena: la producción ganadera, en la industria frigorífica y la comercialización de ganado y carnes.

Esos sectores logran beneficios extraordinarios a partir de la evasión del IVA, de los impuestos a las Ganancias, Ingresos Brutos y cargas sociales, además de tasas municipales, se quejó el empresario exportador.

Las prácticas usuales de evasión impositiva a las que recurren son la venta informal –"en negro"–, la reducción del precio y del peso –"achiques"– y el "cambio de categoría", que consiste en declarar la venta de animales de categoría inferior.

Respecto a la evasión de cargas sociales, la misma se concreta empleando personal no declarado, o pagando complementos de sueldo "en negro"; además, dijo el empresario, la disparidad salarial entre los frigoríficos "atenta seriamente el bienestar laboral de los trabajadores".

También denunció evasión sanitaria, que genera competencia desleal en perjuicio de las empresas formales que cumplen con las normas.
Fuente:

Más Leídas