economia economia
domingo 17 de julio de 2016

Este lunes será relanzado el Mercado de la Terminal

Allí, 120 productores ofrecen verduras de estación, lácteos, vinos, pastas y pan en forma directa al público. Luego de la caída de la facturación, el Gobierno logró ordenar las cuentas y reorganizar su funcionamiento

El Mercado de la Terminal será relanzado mañana por el Gobierno provincial, luego de varios intentos por darle impulso. Lo concreto es que 120 productores de pequeñas y medianas empresas ya están ofreciendo una variedad de verduras de estación, lácteos, pastas, vinos, conservas y dulces de marcas locales, a precios más económicos que otros comercios. Sumados a otra variedad de mercaderías que no son de origen mendocino, como la harina, los aceites y la yerba, las carnes, pescados y fiambrerías, todo a precios razonables.

En esta nueva edición se mantendrá la estructura con la cual fue creado, es decir la administración está a cargo de un fideicomiso que les cobra a los productores por este servicio, una retención que varía entre 15% y 25%, según la situación particular de cada uno, y les abona o retribuye todo lo que ingresa por caja en un plazo de tres semanas.

Francisco Angelini, responsable de darle operatividad diaria al mercado, explicó que "básicamente el modelo que estaba vigente hasta hace poco era el de un mercado subsidiado netamente por el Estado y lo que buscamos es pasar de un modelo sostenido a un modelo sostenible. De esta forma, el Gobierno hace la inversión inicial para soportar los costos del productor, ayuda a eliminar los intermediarios y sin el objetivo de obtener ganancias, como buscaría un supermercado, se pueden ofrecer precios muy buenos para el consumidor".

Angelini indicó también que la deuda total que se mantenía con los productores que trabajaron en la etapa anterior y por la cual muchos de ellos se retiraron del espacio fue cancelada en gran medida, quedando todavía algún remanente, pero con los plazos de puesta en orden ya fijados.

Una reacción a la inflación
El Mercado de la Terminal fue escenario de la última contienda electoral cuando en abril de 2015 el ex-ministro de Economía de la Nación Axel Kicillof visitó este sitio, junto con el secretario de Comercio Augusto Costa, para apoyar la candidatura de Guillermo Carmona a la gobernación. Eran tiempos en los que la provincia ya sufría el maltrato financiero de la gestión kirchnerista; desde los gremios se pedía a gritos por cambios en el pago del Impuesto a las Ganancias y, por supuesto, la inflación era un problema. Es más, el mercado fue parte de la estrategia pergeñada para intentar paliar el aumento de los precios, por fuera del alicaído programa Precios Cuidados.

Tras asumir el gobierno, Alfredo Cornejo ordenó un primer análisis, que reveló que de abril a noviembre de 2015 se había generado un déficit de $2 millones, por las diferencias entre la estructura de costos necesaria para mantenerlo y lo que allí se facturaba.

Además, la administración justicialista había dispuesto colocarle otros $6 millones para seguir equilibrando los números hasta fines de año, fecha en la que vencía el fideicomiso que dio origen a la iniciativa.

Incluso dispuso extender el plazo de dicho fideicomiso hasta 2020.

El esfuerzo fue en vano, ya que no sólo se fue del espacio casi la mitad de los productores, sino que la facturación bajó drásticamente.

Según Guillermo Navarro, director de Innovación y Desarrollo Sostenible del Ministerio de Infraestructura, Economía y Energía, "el piso de la facturación llegó a ser de $600 mil por mes. En la actualidad, con el proceso que hemos encarado con los productores para mejorarlo, ese valor subió a $950 mil".

"Y para que empiece a ser rentable, esta recaudación debería aumentar otro 40%. Ahora, la idea final de todo esto es que sea sostenible por sí mismo, de la mano de los productores", cerró esperanzado el funcionario.
Fuente:

Más Leídas