economia economia
domingo 03 de abril de 2016

En dos meses, el precio del vino aumentó 89%

Para arriba. Es como resultado del operativo que el Gobierno lanzó en febrero para comprar los excedentes vínicos a pequeños productores

El precio del vino repuntó 89% en los dos últimos meses, según los registros de la Bolsa de Comercio de Mendoza.

El incremento , fundamentalmente, es el resultado del operativo de compra para eliminar los sobrantes vínicos que el mismo presidente Mauricio Macri anunció en Mendoza a fines de enero.

"El objetivo es subir el precio del vino y el instrumento que se utiliza para lograr este objetivo es un operativo de compra del sobrestock", explicó oportunamente Alfredo Aciar, subsecretario de Agricultura y Ganadería de Mendoza al momento de poner en marcha la iniciativa.

En este tiempo, el Gobierno provincial compró exactamente 9.417.078 litros de vino blanco genérico que ofertaron 195 pequeños productores, contratistas de viña y elaboradores de hasta 100 mil litros.

La oferta provino de 167 productores de San Martín, seguido por 12 de Junín, 11 de Rivadavia, 2 de Lavalle y sólo uno por cada departamento de Santa Rosa, Maipú y Guaymallén.

En la operación de compra de un total de $50 millones que envió la Nación se utilizaron cerca de $29 millones.

Una medida discutida
Cuando comenzó la operatoria en el mercado el litro de vino genérico se estaba pagando $1,80 al contado y $2,75 en doce cuotas. Y el Gobierno estableció un precio de $3,10 en tres cuotas.

La idea fue priorizar a los pequeños productores y elaboradores que trabajan por orden y cuenta de terceros, incluidos los contratistas de viñas. Los beneficiarios de la medida fueron los propietarios que tienen hasta 20 hectáreas de finca y quienes viven de los ingresos de la vitivinicultura exclusivamente.

El vino que el Gobierno compró fue blanco genérico que debió cumplir con algunas características técnicas: un piso de 12,6 grados de alcohol, 0,80 gramos por litro de acidez volátil y 0,3 gramos de azúcar por litro, ser límpido y tener color blanco verdoso.

Hubo un debate ya que algunos contratistas querían que se les comprara la uva y no el vino. Sostenían entonces que el vino estaba en manos de intermediarios. El resultado final le dio la razón al Gobierno.
Fuente:

Más Leídas