economia - inflación inflación
lunes 25 de julio de 2016

El preciado dólar

El autor es Director y Economista Jefe de Chimpay SA (Agente Productor del Mercado de Capitales bajo el número de registro 535 de la C.N.V.)

En estos días vimos muchos artículos y columnas sobre empezar a dolarizar inversiones. Ya sea por costumbre, o por la larga historia de destrucción de valor de la moneda nacional, el argentino siempre vuelve a ese viejo amor. En los últimos meses, por el mix de estacionalidad (liquidación de agro dólares de exportaciones y baja demanda de dólares) e interesantes tasas en pesos (las Lebac llegaron a pagar 38% anual), muchos decidieron volcarse a los pesos. Pero comienza la segunda mitad del año, y todos empezamos a mirar el preciado dólar nuevamente. Ya sea por la percepción de atraso cambiario, por la estacionalidad, o por la baja de tasas, las consultas por inversiones en dólares vuelven a aparecer.

Desde Chimpay vemos que en realidad este año se diferencia de otros años, ya que la oferta de dólares no sólo viene de la liquidación de exportaciones, sino que se agregó una fuente que en los últimos años no existía: las colocaciones de deuda en el exterior de la Nación, de las provincias y de algunas compañías. Y en los próximos días se podría activar otra más: los dólares que puedan ingresar producto del blanqueo de capitales. Por esta razón debemos considerar que estacionalmente este año no esperamos grandes presiones alcistas sobre el dólar, ya que no deberíamos percibir la escasez de liquidaciones que solíamos ver a partir de agosto cuando se terminaban los agro dólares.

Otro tema a considerar es que la principal preocupación del Banco Central (BCRA) hoy no es la generar competitividad por medio del tipo de cambio, sino controlar la inflación. Hoy el BCRA opera de acuerdo a metas de inflación, una novedad en Argentina, por ende fija la política monetaria en base a cómo evolucionan los precios. Una muestra fue que en junio el índice de precios del INDEC se ubicó por encima de lo esperado, y en consecuencia el BCRA detuvo el proceso de baja de tasa de interés.
En conclusión no esperamos movimientos en el tipo de cambio impulsados por el BCRA, como en otras épocas.

Al margen de todo esto y para aquellos inversores que aún prefieren mantenerse cubiertos, el mercado de capitales hoy ofrece sin dudas las mejores alternativas para incluso lograr una rentabilidad atractiva. Una opción simple son las Letras del Tesoro (Letes) en dólares, las mismas no tienen rendimientos extraordinarios (3,5% anual en dólares a 90 días), pero ofrecen la posibilidad de hacerse de dólares al tipo de cambio mayorista (comunicado A 3.500), un precio mejor que comprando los mismos en un banco.

Otra alternativa interesante son los títulos dólar link. Los mismos son títulos en pesos, pero que se encuentran atados a la evolución del tipo de cambio oficial. Es decir que corrigen su precio por los movimientos del tipo de cambio. Un aspecto interesante, y que los diferencia de los títulos en dólares (o hard dólar como les dicen en el mercado), es que tienen retornos más interesantes. Esto se debe a que para los argentinos una promesa de pagar pesos atados al tipo de cambio no es lo mismo que los dólares billete. Esto forma parte de nuestra historia de desdoblamientos cambiarios, pero dado que hoy no percibimos riesgo en este sentido vale la pena animarse. Existen títulos provinciales dólar link con retornos entre 7% y 9% anual dependiendo del emisor.

Por último, y para aquellos que prefieren una alternativa que pague dólares billete, podemos encontrar títulos muy cortos como el Bonar 2017 (vence en abril del 2017) que rinde alrededor de 3,5% anual, hasta títulos más largos como el Discount con rendimiento en torno a 6,5%. Desde Chimpay recomendamos los títulos largos ya que en el caso que Argentina logre seguir bajando su prima de riesgo, y la tasa a la que se financia en el exterior, estos bonos verán subir sus precios generando al mismo tiempo una apreciación del capital colocado. Otro plus es que los mismos puede ser altamente demandados por aquellos que ingresen al blanqueo, por los beneficios impositivos que tienen.

Queda claro que para aquellos que quieran dolarizar sus portfolios existen diversas alternativas, por lo que sólo resta asesorarse y animarse.

El autor es Director y Economista Jefe de Chimpay SA (Agente Productor del Mercado de Capitales bajo el número de registro 535 de la C.N.V.)


Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas